Al Sr. Ministro de Deporte Guillermo Herrera Castaño

0
395

About The Author

Un mensaje para el ministro: la burocracia de la natación dice que  ahora no hay dinero para los deportistas juveniles.

A todos los padres de la natación colombiana y a medios les pido el favor de reenviar este escrito. Necesitamos llegar al Dr. Guillermo Herrera Castaño, Ministro del Deporte. Nuestro silencio no puede seguir ocultando la destrucción del deporte de nuestros hijos.

Los nadadores juveniles A y B son el presente y futuro de la natación colombiana. Los 48 nadadores juveniles A y B deben estar en el Suramericano Juvenil 2021 de natación carreras en Lima – Perú. Tenemos hasta las 23:59 horas del 08 de octubre de 2021 para inscribirlos. Nuestros jóvenes deportistas estudian, no tienen vida social y nadan entre 50 y 60 kilómetros a la semana. Hay días que hasta tienen doble jornada de entrenamientos: se levantan a las 4:00 AM todos los días, mientras la mayoría de los colombianos duerme. ¿No merecen que los apoyemos?

(Lea también: Campeonato Nacional Interligas de Clavados)

La Confederación “Sudamericana” de Natación – CONSANAT – convocó a las federaciones afiliadas, entre ellas a la Federación Colombiana de Natación – FECNA – a participar en los Campeonatos Sudamericanos Juveniles 2021 en las diferentes disciplinas de la natación, Lima – Perú, entre el 30 de octubre y el 14 de noviembre – natación carreras, clavados, polo acuático, natación artística y aguas abiertas -.

El plazo para la inscripción preliminar fue entre el 23 y 24 de septiembre y la definitiva será hasta las 23:59 horas del 08 de octubre de 2021.

La convocatoria es para los juveniles A, deportistas de 15 años o menos, y los juveniles B, deportistas de 16, 17 y 18 años, al 31 de diciembre de 2021.

Las federaciones pueden inscribir en natación carreras hasta 12 nadadores de cada sexo y categoría. Colombia tiene derecho a inscribir 12 damas categoría juvenil A y 12 damas categoría juvenil B, 12 hombres en juvenil A y 12 en juvenil B, para un total de 48 nadadores.

El 24 de septiembre, la FECNA emitió un comunicado firmado por su presidente Jorge Soto, en el cual convoca a los nadadores para el Suramericano Juvenil en Santa Cruz – Bolivia, no en Lima – Perú, un craso error en dicho comunicado. Sin detenerme a analizar nombres, hay un listado de 20 nadadores en total, juveniles A y B, (41,7%) de los 48 a los que Colombia tiene derecho – Antioquia, 7 deportistas, 35%; Bogotá 7 deportistas, 35%; Caldas 3 deportistas, 15%; Valle 3 deportistas, 15%; y 6 deportistas a los que llaman “suplentes”, cuya asistencia está condicionada a que el Comité Olímpico Colombiano – COC – apruebe los recursos, y así subir nuestra representación a 26 nadadores (51,2%). ¿Por qué 20 si tenemos derecho a 48? Hay que recordar que en 2021 los juveniles no fueron a Copa Pacifico. ¿No debería haber presupuesto en la FECNA?

(Texto relacionado: Tokio 2021, el fracaso de la natación continúa: clavados)

¿No se tienen los nadadores para completar los 48 cupos? Si tenemos los 48 deportistas con el nivel técnico para asistir, ¿por qué no? Si no los tuviéramos, ¿por qué no “foguear”, como hizo la FECNA con entrenadores en preolímpicos y jueces en mundiales?

¿No tienen la FECNA y el COC  los recursos para enviar los 48 nadadores juveniles? ¿Por qué pasar de 20 a 26, para llevar seis “suplentes”  y no de 20 a 48?

La FECNA aparentemente no tiene recursos. Es una institución sin ahorros, que no genera riqueza para los deportistas ni gestión para ingresar dinero. Es una institución recaudadora de dinero de padres, del Ministerio del Deporte, del COC, de la Federación Internacional de Natación, de dos sponsors (Grupo Coomeva y Speedo) dejados por el médico Edgar Iván Ortiz Lizcano, presidente FECNA 2009 a 2017. FECNA es una institución que despilfarra el dinero.

¿Qué hacen las Ligas? Poco y nada. Sus presidentes y comités ejecutivos son culpables de la situación de la FECNA por acción o por omisión. El órgano de administración, Comité Ejecutivo de FECNA, depende legalmente del órgano de dirección compuesto por las ligas. En la práctica, parece que el órgano de dirección fuera una dependencia del órgano de administración.

Los presidentes de ligas aprobaron que el Comité Ejecutivo de FECNA se gastara más de 120 millones en gastos de representación legal para ir al Tribunal de Arbitramento Internacional – TAS – para destruir legal y moralmente una contradictora, Cristina Ríos; apoyaron la creación de comisiones de deportistas que son un gasto; avalaron que se contrataran cuatro asesores internacionales, uno de ellos el español José Antonio del Castillo Pérez en natación carreras, para respaldar al entrenador Fernando Salazar que habían traído de Estados Unidos y ahora incorporan al entrenador Sebastián Guerra para que sea delegado nacional de natación carreras y aguas abiertas ante las ligas – más burocracia -; endosaron el “fogueo” de un entrenador en el preolímpico de Tokio 2020 y “foguearon” a un juez en un mundial, además de autorizar el paseo de muchos dirigentes y hasta entrenadores a Tokio 2020; permitieron que la FECNA en 2020 se quedara con más de 350 millones de nosotros los padres que habíamos pagado por fichas FECNA, los cuales han sido derrochados; secundaron la auto condonación de deudas de algunas ligas con la Federación y la compra de más de 120 millones en tablas y gorros en plena campaña de reelección; aprobaron la traída del asesor del Castillo desde España, para que entre otras actividades, asistiera a una reunión con los presidentes y delegados de ligas un día antes de la asamblea de reelección de Comité Ejecutivo FECNA 2021 a 2025; pagaron con fondos de la Federación una noche de hotel y cena para todos los delegados y presidentes en la jornada de reelección, entre muchas otras actividades injustificadas. ¿Y ahora no hay dinero para los deportistas juveniles?

(Le puede interesar: Tokio 2021, un fracaso para la natación de carreras de Colombia)

¿A cuántos de estos dirigentes o quienes dirigen la natación en las sombras no les importa qué pasa con los juveniles porque sus hijos ya fueron convocados y no son suplentes?

Señores presidentes de las ligas de Bogotá, Valle, Boyacá y Tolima, Sr. Jorge Sosa, Sra. Rosa Bernal, Sra. Olga Cecilia Tarazona, y Sr. Jaime Augusto Osorio: los seis deportistas a los que la FECNA llama “suplentes” son de sus ligas; ¿qué están haciendo por estos seis deportistas y para llevar nuestra delegación a 48 nadadores?

Les recuerdo a los presidentes de liga: un tiquete aéreo Bogotá – Lima – Bogotá cuesta un millón quinientos mil pesos y hasta menos; la organización del Suramericano cobra 60 dólares por deportista/día, 360 dólares en 6 días, es decir, unos dos millones de pesos, con imprevistos, calcúlese 4 millones por deportista en total; los uniformes los da Speedo. ¿Será que el Ministerio del Deporte, el COC, los padres, o ustedes no podemos ayudar para llevar la delegación completa? ¿Cuántos deportistas se hubieran podido apoyar con recursos propios FECNA si ustedes no hubieran apoyado el despilfarro en plena pandemia y por reelección?

Señores Comité Ejecutivo FECNA, Jorge Enrique Soto Roldan, William Moncada Ospina, Rafael Daniel Páez, Juan Carlos Montoya, Gerardo Aguilar Saavedra: ¿no sienten vergüenza con los juveniles de la natación colombiana? Señores comités ejecutivos de las 24 ligas del país, ¿no sienten vergüenza? Señores comités ejecutivos de los clubes deportivos, ¿no sienten vergüenza?

*José Fernando Botero Gonzalez, padre de Sebastián y la nadadora Valentina, ingeniero químico y dueño de dos records Guinness en la organización de catas de bebidas alcohólicas

Autor

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.