Alcaldesa Claudia López, quitar la excepción de pico y placa por carro compartido a deportistas fue un error sin justificación válida

0
264

About The Author

No tengo ideología o afinidad política de ningún tipo, hago uso de mi derecho y deber ciudadano al voto como apoyo a las instituciones democráticas, sin embargo, en todas las ocasiones he podido constatar que independiente de quién salga elegido seguimos igual o peor, y mi sensación es de haberme equivocado con el voto.  Por eso para el próximo 29 de octubre cuando se realicen elecciones para autoridades locales (gobernadores, alcaldes, diputados, concejales, ediles), periodo 2024 a 2027, les sugiero que hagamos un gran bloque y votemos por quien nos presente el mejor programa para el deporte, en nuestro caso para la natación, y si no hay programa votemos en blanco. ¡Acá la historia del pico y placa, en Bogotá, y mi opinión!

En 2012 cuando llegó a la Alcaldía de Bogotá el señor Gustavo Petro teníamos pico y placa de 6:00 a. m. a 7:30 p. m., terrible para los padres con hijos deportistas, él lo modificó de 6:00 a. m. a 8:30 a. m. y de 3:00 p. m. a 7:30 p. m., era difícil, pero llevábamos nuestros hijos a entrenar y esperábamos en el parqueadero del Complejo Acuático Simón Bolívar, CASB, a que pasara el pico y placa de la mañana o de la tarde según el caso.

En 2016 llegó el señor Enrique Peñalosa como alcalde y no hizo modificación al pico y placa. Eso sí, puso en ejecución el Manual de Aprovechamiento Económico con el cual cobraba a los Clubes Deportivos por el uso de los escenarios deportivos en el Distrito, en el caso de la natación por los carriles de las piscinas del CASB, una medida lesiva para los clubes y la causante de los problemas económicos que hoy viven. Muchos deportistas dejaron el deporte, muchas familias no tenían con que pagar las nuevas tarifas de sostenimiento de los clubes, las cuales en algunos casos subieron el doble y más.

En 2020 llegó la señora Claudia López e incrementó las tarifas de uso de carriles, ahogando más los clubes. El parqueadero del CASB que teníamos de uso gratuito lo habilitó para cobro y se lo entregó a una concesión para que lo administre y le saque provecho económico, hoy en día la gran mayoría de padres llevamos nuestros hijos y dejamos el carro en la calle. Los programas de rendimiento se han visto afectados una y otra vez por la falta de contratación de entrenadores o de continuidad en sus contratos -esta falta de continuidad ha sido de todas las alcaldías pero se acentuó en la actual-. El pico y placa lo llevó a todo el día, de 6:00 a.m. a. 9:30 p.m., terrible; sin embargo, en ese momento las familias de deportistas nos acogimos a la excepción al pico y placa por carro compartido (transportando tres o más personas), la cual fue válida hasta el lunes 09 de enero de 2023.

Desde el 10 de enero de 2023 cambió el pico y placa y se quitó la excepción por carro compartido con la justificación que habíamos incumplido su uso y se debía mejorar la movilidad en la ciudad, invitándonos a pasarnos a la excepción por permiso solidario pagando: 58.178 COP diarios, 464.974 COP mes, ó 2.325.095 COP por semestre, ¿pagando no afectamos la movilidad?

Lo cierto es que el dinero que proyectan recoger por excepción por permiso solidario es para aumentarle los ingresos a Transmilenio, un sistema de trasporte malísimo, sobrecargado, inseguro y según sus administradores en “déficit” (no alcanza a cubrir sus costos de operación). Ingresos a Transmilenio que se verán incrementados, aún más, al llevar nuevos usuarios obligados al quitar la excepción por carro compartido y el incrementar la tarifa a los usuarios SISBEN de 1800 a 2500 COP, 38%. Transmilenio para sus administradores privados es un sistema en déficit, para el concejal de Bogotá Manuel Sarmiento un sistema con utilidad en 2020 de 182.115 millones y en 2021 de 122.753 millones de COP.

En cuanto al incumplimiento de los usuarios al permiso de carro compartido parece un cuento chimbo: la Personería de Bogotá dice que de los “11.211.345 permisos otorgados al 31 de diciembre de 2022 solo se impusieron 1.071 órdenes de comparendo, es decir el 0.009% de los vehículos que tramitaron dicho permiso”.  Que raro,  que en las primeras cuatro horas del 10 de enero que inició el nuevo pico y placa ya se habían puesto 549 comparendos pedagógicos, entre 10 y el 13 de enero de 2023 se pusieron más de 5000 comparendos, entre el 17 y 20 de enero (multa 522.900 COP e inmovilización) realizaron 1058 comparendos económicos y se expidieron 109 mil permisos por excepción permiso solidario con un recaudo de 25 mil millones de COP. Conclusión: no hubo control o no hubo incumplimiento.

He recogido testimonios de familias afectadas, me imagino que la Liga de Natación de Bogotá y el Instituto de Recreación y Deportes de Bogotá, IDRD, deben tener un estudio completo del caso:

-Vivo en Ciudad Bolívar, soy estrato dos, tengo dos hijos, entrenan todos los días a las 5 a.m. y a las 4 p.m., me endeudé y compré una moto eléctrica, 5 millones de pesos, aún así, solo puedo llevar a uno de ellos, asumo riesgos de enfermedad por lluvias, polución e inseguridad.

-No hubo otro toco pagar, más de 450.000 COP.

Vivo en Soacha, tengo dos hijos deportistas, entrenan mañana y tarde, en Transmilenio serian 60.000 COP diario, debemos caminar para ahorrar, trabajo yo y mi esposa hace las veces de acompañante. Se asume inseguridad.

Vivo los Monjes, a unos 30 minutos en cicla del CASB, compramos una cicla y mi hija menor de edad sale a las 4:30 am sola a su entrenamiento, no tenemos otra opción; hay dos túneles y un trayecto oscuro en la calle 63 con avenida 68, la policía está desde las 6 a. m. debemos asumir el riesgo de inseguridad y contaminación.

-Consultando un entrenador: los padres no están trayendo los deportistas a entrenar los días de pico y placa, los traen día de por medio.  A los entrenadores nos está matando los 6000 COP diarios de parqueadero.

Señora alcaldesa, hay familias del deporte que no tienen como pagar y  deberían hacerles estudios socioeconómicos para exonerarlos. A los ciudadanos los invito el 29 de octubre a ser responsables con el voto.  

P.D.: Mi próximo artículo, Bogotá mira a Paris 2024, probabilidad de clasificados tiende a cero. ¿Hora de mirar a Los Ángeles 2028 y Brisbane 3032?

*José Fernando Botero González, padre de Natalia, y de los deportistas Sebastián y Valentina, ingeniero químico especialista en bebidas alcohólicas y quien estableció dos récords Guinness en catas de aguardiente y ron colombiano. 

Autor

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.