viernes, noviembre 27, 2020

El Fedegan de la Nacional: una historia de acoso sexual

Este “Fedegan” nacido en la Nacional fue objeto de una de las más de 100 denuncias anónimas de...

Una columna para Jerónimo Uribe

Está en el poder de Jerónimo redefinir su apellido, como lo han hecho Pizarro, Tovar y Leyva. La...

Éste, mi dinero sucio

Hace unos días, el docente y científico analista de datos, David Camargo publicó un artículo titulado Papel Moneda...

Los murales de Bogotá: El mundo real está en la calle

El muro, aun siendo símbolo de división, frontera y privatización del espacio, es posibilidad. El...

República Bolivariana de Colombia

Cae gota a gota el maquillaje del rostro de nuestra utopía uribista, mostrando así la auténtica distopía orwelliana:...

No dejaré a la comunidad sin información: periodista al ELN

Mientras que un par de “periodistas” se sacan los trapitos al sol ante los miles de colombianos que...

La chaqueta

Esta mañana mi esposa volvió a la carga con el mismo asunto. No la culpo; volver recurrentemente sobre el mismo...

Lalis en Twitter, el infierno de los débiles

Hace unos días, se volvió viral una foto que se mantuvo como tendencia nacional varias horas. Era la...

Más allá de las verdades, la Verdad

Como podría decir algún seguidor de Borges: “la vida de cada ser humano es igual a toda...

Distrito Chocolate, el cacao y la paz

Distrito Chocolate se convirtió en la personificación de la esencia campesina, de la capacidad de resiliencia y del...

Lo más visto

La CARE ha muerto, ¡larga vida a la CARE!

La Comisión Asesora de Relaciones Exteriores - CARE - estaba moribunda y el gobierno Duque le dio la...

Charras, un domingo