El BBVA Research de Perú estudió la migración venezolana en ese país. Una de las conclusiones contenidas en el mismo es que la media de los venezolanos que allá migraron tiene una formación superior a su similar peruano.

El domingo se celebró en Argentina el primer debate presidencial con miras a las elecciones que allá se celebrarán el domingo 27 de este mes. Al día siguiente, la televisión de esa nación entrevistó al senador Pichetto, quien integra la fórmula que el Presidente Macri presenta a consideración del electorado como contraposición a la fórmula Fernández-Kirchner.

Confieso que – creyendo uno conocer a la señora K -, dicha fórmula debería ser a la inversa, Kirchner/Fernández- , mas prefiero dejar a los argentinos que resuelvan ese entuerto.

En todo caso, en la entrevista en cuestión, unos minutos el nombrado senador y otros el entrevistador la dedicaron a la migración venezolana en ese país.

Afirmó el candidato a vicepresidente macrista que – tal como ocurre en Perú – la media venezolana que a Argentina migró tiene mejor preparación académica que sus pares argentinos. Señaló asimismo que los venezolanos estaban haciendo en su nación algo que sus paisanos tenían tiempo sin hacer, y eso es trabajar. Mencionó expresamente el aporte que médicos e ingenieros están haciendo al país

En AsoVenezuela, desconocemos –  tal como lo he afirmado – si en Colombia un estudio similar se ha hecho. Afirmaré sí que nosotros en este país no pretendemos competir en conocimiento o formación con los nativos. Si somos mejores o iguales nos es indiferente. Aquí – como a los demás países que hemos migrado – solo vinimos a trabajar, no a competir.

Ratifico nuestra posición: Es fundamental que se facilite la integración de todos al mercado de trabajo pues, si impactamos positivamente las cuentas fiscales – como lo ha reconocido el Banco de la República – mientras más seamos quienes formemos parte de la vida productiva colombiana, más podemos ayudar al país a crecer.

Sostendré hasta el cansancio que Colombia pierde competitividad ante otros destinos migratorios cuando dificulta supremamente que profesionales calificados – médicos e ingenieros para sólo citar los mencionados por Pichetto – atiendan pacientes o contribuyan a la construcción de obras en el país, prefiriendo con ello que se mantengan limpiando mesas en restaurantes.

Corresponde al gobierno, por órgano del Ministerio de Educación, adoptar las medidas que faciliten esa incorporación de personal calificado al ámbito de sus competencias. Lamentablemente, el llamado que muchos hacemos al respecto no es escuchado, perdiendo los migrantes y sus familias pero también  – y más importante para el gobierno – perdiendo Colombia. Menos mal que la esperanza es lo último que se pierde.

Gonzalo Oliveros Navarro, @barraplural, magistrado del Tribunal Supremo de Justicia, refugiado en Colombia, presidente de @AsoVenezuela.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here