Consejo del Nuevo Liberalismo sufre baja de líderes históricos

0
80

WP Post Author

Noviembre 9 de 2021

Carta dirigida a la militancia del Nuevo Liberalismo, en particular a las juventudes que no conocen el pasado del Partido y que desean construir su futuro y el del país transitando por el cauce de su legado histórico.

Queridas y queridos amigos:

Fuimos militantes del Nuevo Liberalismo al lado de nuestros mártires Luis Carlos Galán y Rodrigo Lara, y miembros de su Consejo Nacional, órgano directivo que la Corte Constitucional, al devolverle la personería al partido y restablecer los estatutos entonces vigentes, ordenó se reactivara hasta tanto un nuevo congreso estatutario lo reemplazara.  

La historia nos enseñó que no hay misión más importante en la política colombiana que aquella que inspiró el Nuevo Liberalismo de exaltar la vida humana, la justicia, la dignidad de las personas, el sueño de libertad y de igualdad de oportunidades para todos y de elevar la moral de nuestro pueblo para buscar el bienestar colectivo.

La conformación del Nuevo Liberalismo fue plural, democrática, nunca estuvo cerrada a grupos estrechos ni regida por dogmas. En su seno se discutieron y decidieron los rumbos de acción de igual a igual entre los dirigentes y la militancia. Nos rigieron reglas que se construyeron en forma democrática, sin intromisiones, sin favoritismos, fundadas en el libre examen y en el bien común. No nos constituimos para escalar puestos ni honores, sino para conquistar espacios de responsabilidad política que nos permitieran servirle a la sociedad, desde el estudio, el trabajo y el compromiso.

Con motivo de la devolución de la personería jurídica al Nuevo Liberalismo después de 33 años de receso, los ocho miembros sobrevivientes del Consejo Nacional expresamos nuestras opiniones sobre lo que a nuestro juicio debe caracterizar la etapa que comienza. Lo hicimos con el mejor ánimo constructivo, y apoyados en la convicción de que los valores éticos, ideológicos, políticos del Nuevo Liberalismo, deberán ser la fuente de inspiración siempre. La memoria de lo que hizo el Partido, las razones que lo movieron a actuar y sus formas de lucha, son el legado que deben recoger las actuales y futuras generaciones que quieran abrazar nuestra causa, para que la recuperación de la personería jurídica del Partido tenga sentido ante la historia.

Infortunadamente las bases sobre las que comienza el Nuevo Liberalismo su nueva etapa de vida no crearon las condiciones requeridas para prolongar de manera fiel la identidad y el legado que vienen del pasado. La Corte Constitucional decidió en la sentencia que devuelve la personería jurídica al Partido, nombrar un sucesor de Luis Carlos Galán en la Dirección Nacional del Partido. Una decisión con la que no estamos de acuerdo porque resulta ajena a nuestra tradición democrática y contraria a los propios estatutos del Partido que la Corte reivindicó en la misma providencia y que asignan esa función exclusivamente al Congreso del Partido.

Por esta razón y por las consecuencias que se desprenden de ella, quienes suscribimos esta carta decidimos no reasumir las funciones de miembros del Consejo Nacional del Nuevo Liberalismo. Decidimos obrar así en el ánimo de sobresaltar el espíritu democrático que caracterizó al Partido desde sus comienzos y que se debiera conservar si se quiere prolongar con fidelidad su historia. De hecho, son principios que caracterizan a las instituciones políticas en las que está fundada la nación, ajenas a la interferencia de los poderes públicos en la libre conformación de las fuerzas políticas creadas en las corrientes de opinión ciudadana para gobernarse en democracia.

Deseamos el mejor devenir para nuestro Partido y esperamos que las decisiones de la militancia permitan retomar los cauces de su espíritu democrático y liberal.

Iván Marulanda, César Pardo, Carlos Arcesio Paz, Arturo Sarabia, Alfonso Valdivieso

Autor

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here