De cinismos, abudinazos y carrasquilladas

0
355

About The Author

Dos semanas agitadas
bombardeadas con noticias
muchas de ellas primicias
y redes alborotadas.
De palabras acuñadas
también anacronismos,
resaltaron los cinismos.
Y las violencias no paran
a donde vas te disparan…
Caemos a los abismos.

A la Amiga y a Gaviria
la red se les vino encima
y no hay quien les exima,
causaron al país lipiria.
¿Epa será una Tiria?
La amiga se enanca,
lo que sea por palanca.
Y Alejandro por cansancio
hizo comentario rancio
preciso cuando arranca.

Codirectora se aparta
que por razones de ética,
física y pura cosmética,
pues Duque el cargo coarta.
Carrasquilla nos ensarta,
¡Y que siga la pallada!
nos dio una cuchillada.
Es cuestión de pergaminos
nos dicen los Alvarinos,
la nueva Carrasquillada.

La mintic ha renunciado,
luego de mucha presión
y evitando la moción
a Iván la carta ha entregado.
En su discurso airado
nos quiso dar a entender
que salimos a deber,
a citantes acusó
y ánimos los atesó
cinismo dejó entrever.

(Lea también: El bus electoral)

La pregunta es ahora
¿y dónde está la plata?
Contratista la embolata
y termina en lavadora.
Con patraña abrumadora
el anticipo extraviado
a Miami no ha viajado
y en bolsillos nacionales
desemboca a caudales.
El dinero se han robado.

Pastrana ha entregado
la carta a la Comisión
con muy seria acusación.
es Samper el endilgado
de haber abotagado
narcoplata en su campaña.
Samper dice que es cizaña
lo que Pastrana ha hecho
y en ojos del derecho
es muy clara la patraña.

Los Rodríguez reaccionaron,
enviaron una misiva
pasando a la ofensiva
y a Pastrana desdeñaron
pues también lo financiaron.
“Ayudaron” ambos lados,
colorados y azulados,
fueron casi cincuenta años
construyendo los peldaños
de actuales narcoestados.

Acá no para la dicha.
Los senadores cañaron
y a pupitrazo aprobaron
la reforma susodicha.
La oposición se enchicha
y de sesión se retira
pues creen que se conspira
la otra carrasquillada,
con reforma maquillada
del gobierno que expira.

(Texto relacionado: Felipe: pasos)

Cerramos con broche de oro.
Honorables congresistas,
que más parecen turistas,
muy carentes de decoro
y cumpliendo con aforo
por la moción no votaron
pero el sueldo si cobraron.
Apelaron los citantes
pero ellos, los no votantes
la moción abudinaron.

Al final dejo un trino
que hice el treinta y uno de agosto
por medio del cual embosto
un apellido abudino.
Nuevo verbo que defino
para hablar de un hecho
que uno dice no hay derecho
Para unos matonear,
para mi abudinear
luego estoy satisfecho.

(Le puede interesar: Noti-rima: diatriba en el Ubérrimo)

*Oscar González, Licenciado en Filología e Idiomas. @oscarinbelize

Autor

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.