Dios y Patria

0
175
Dios y Patria

WP Post Author

La Policía se está empleando a fondo para petrificarse con nuevo brillo.

(Lea también: Democracia sí, pero no así)

Pasados dos álgidos años de confrontación con un sector importante de la población y con el mayor desprestigio de su historia, la Policía Nacional se apresta para una reforma eminentemente corporativa donde todo cambiará menos lo esencial. Y esa es la gracia de esa reforma, generar una supercohesión en el interior de la institución desde su formulación. Alguien pensará que se están quedando en el plano cosmético, como en el cambio de uniforme y el resto de imagen de marca institucional, pero la Policía sí se está empleando a fondo para petrificarse con nuevo brillo.

En primerísimo lugar y especialmente durante el 2021, el general Vargas, director de la Policía Nacional, ha martillado la premisa: dejen a la Policía donde está. Muy bien que explique el rol institucional que juega una fuerza policial en un contexto muy particular y haga comparaciones con cuerpos como los Carabinieri italianos, aunque olvide mencionar que en esos países (España, Francia e Italia) existen también  cuerpos civiles  de policía nacional, pero, lo grave, excede su función cuando insinúa consecuencias y expresa juicios de valor sobre el cómo del traslado de la Policía al MinInterior. Así lo ha hecho, cuando eso lo ha juzgado inconveniente, porque se ‘politiza’ la institución. No, en esos países los ministerios de interior se encargan de dirigir las instituciones policiales civiles y, hasta en el caso de la militarizada Guardia Nacional de España, hay una dirección dual con el ministerio de defensa.

Ahora, los ejemplos locales, si bien reales, caducaron hace tiempo con la violencia bipartidista, ésa que expone magistralmente Mary Roldan en A sangre y fuego con su investigación histórica. Las cosas cambian. Recordando a otra autora, Patricia Pinzón de Lewin, se puede remarcar que antes los policías no eran garantía en las elecciones colombianas, custodiadas por soldados únicamente.

(Texto relacionado: Hacer de todo, no hacer nada bien: Policía Nacional)

Luego, el discurso de la reforma consiste en la ‘profesionalización y excelencia policial’, profundizar la lógica actual empleando amplios recursos intelectuales y las capacidades de planeación internas de la Policía. Es muy probable que tengan su propia Damasco (Ejército), un compendio doctrinal que lo que más hace es sistematizar el estado del arte. Recientemente, se lanzó la Política de Educación para la Fuerza Pública, que  enumera programas y proyectos ya existentes, nada novedoso. La cuarta línea estratégica  de la política es multilingüismo, para ver si en inglés se puede dialogar con los policiales. En la misma medida, se pretende fortalecer instancias ya existentes como la Inspección General, pero nada de cuestionar el fuero militar para los policías.

 La Policía Nacional se pule para ser su mejor versión, igualita pero más organizada. Necesitamos otra policía, una policía para la convivencia y el respeto al ciudadano, una policía que cambia en sus formas desde lo más general. Además de la mencionada necesidad de desmilitarizarla sacándola del Ministerio de Defensa, hay que darle control real a la autoridades locales y civiles, enderezar de una vez por todas eso de tener tantos supuestos máximos responsables — un gobernador es responsable en su jurisdicción y a la vez los alcaldes en las suyas que están dentro de la anterior —.

Sin embargo, no, nada de lo esencial se tocará en este gobierno, ni el sacrosanto ‘Dios y Patria’ con su cariz excluyente. Por ahora, parece que el único correctivo es viralizar los abusos en redes sociales, así sean de hace meses, pues se ha visto que no hay nada más efectivo en otros casos.

(Le puede interesar: La vacunación: inmunes en la desigualdad)

*Santiago A. Monsalve, sociólogo de la Universidad de Antioquia (2020), diplomado en Docencia Universitaria con Enfoque de Paz y Derechos Humanos, y corredor fondista aficionado y senderista. @SociologoAzul

Autor

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here