Defendamos La Paz rechaza de manera contundente el paro armado convocado por el Ejército de Liberación Nacional entre el 14 y el 17 de febrero. El comunicado de esta guerrilla constituye una afrenta contra una ciudadanía decidida a superar el conflicto armado.

Los colombianos y las colombianas eligieron manifestarse de manera pacífica, alegre y organizada y no se plegarán a las demandas de los violentos.

Todos los colombianos y colombianas tienen el derecho a vivir en paz. Llegó el momento de que el ELN entienda: el tiempo de la guerra ya fue.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here