El movimiento Defendamos la Paz expresa su reconocimiento al Gobierno de Cuba por el apoyo que brindó para albergar el proceso adelantado por el Gobierno De Colombia y las FARC entre 2012 y 2016.

Luego, Cuba recibió la mesa adelantada por el Gobierno y el ELN. El respeto del protocolo de ruptura constituye una obligación del Estado y, de ninguna manera, la insistencia de Cuba en su acatamiento se puede asimilar a complicidad con el terrorismo.

Defendamos la paz rechaza la estrategia gubernamental de minar el acompañamiento internacional, que podría dejar huérfano de garantes al proceso de paz que logró el desarme, la desmovilización y la reincorporación de las Farc.

Cuba merece agradecimiento y no hostilidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here