El avión del fiscal

32
71392

La autoproclamada gran preparación académica de Francisco Barbosa para ejercer el cargo de Fiscal General no se compadece con sus actuaciones.

En el ámbito de lo formal, sobresale el reciente discurso en San Andrés, donde hizo gala de un modo de argumentación tan particular que hace ya varios años mereció su inclusión en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española con una palabra que hace honor a su creador: cantinflear.

En el plano de la coherencia, es llamativo el contraste entre el duro reproche contra Claudia López por haber salido de compras con su pareja en medio de la cuarentena y su invocación a la paternidad para justificar la vulneración a la misma norma que, en su caso, tiene el agravante de haber involucrado a una menor de edad que debería ser objeto de especial protección durante el confinamiento.

En lo personal, mientras la alcaldesa y su pareja dieron muestras de humildad al reconocer su error y una de ellas pagó la multa que le fue impuesta por su falta, el Fiscal evidenció una vez más su arrogancia al advertirnos que nadie le impedirá seguir realizando esa clase de conductas. Me imagino que es uno de los privilegios de considerarse el segundo cargo más importante del país.

En lo sustancial, se destaca su peculiar manejo de los temas penales. Por ejemplo, su pretensión de elevar a la categoría de delito cualquier infracción a las normas de confinamiento, con lo que no solo amplía en exceso el campo de acción del derecho penal sino que, además, podría contribuir a la congestión de las cárceles en un momento en el que el hacinamiento resulta especialmente peligroso al aumentar las probabilidades de contagio de la población reclusa. Muy curiosa resulta también su reciente creación del amor paterno como causa de justificación frente a conductas que él mismo ha calificado de delictivas – cuando las cometen los demás – como la violación de medidas sanitarias o el envío de funcionarios del CTI a patrullar los centros comerciales para combatir el actual aumento de la criminalidad, con lo que los aleja de su función de colaborar en la investigación de delitos ya cometidos para, en su lugar, destinarlos a actividades de prevención propias de la Policía. Sus reiteradas intervenciones en temas relacionados con la seguridad, así como las que dedica a expresar sus opiniones sobre asuntos médicos y económicos, solo pueden explicarse por su afán de figuración, o porque desconoce que ninguno de ellos cae dentro del ámbito de competencia de la Fiscalía.

No menos llamativo fue el desparpajo con el que se quejó de que se le reprochara a la Fiscalía haberse equivocado al imputar a unos militares el delito de acto sexual abusivo en lugar de un acceso carnal violento sobre una menor de edad. La precisión que debe existir entre las conductas desplegadas por una persona y la descripción que de ellas se haga en una norma es una de las grandes conquistas del derecho penal en la transición del feudalismo a los modernos Estados de Derecho. La habilidad de encajar supuestos de hecho en alguno de los artículos del Código Penal es parte de la formación de quienes estudian para ser abogados; no me imagino a un alumno que, al ser reprobado en un examen por haberse equivocado al momento de escoger el artículo aplicable a un caso, increpe al profesor diciéndole “palo porque bogas y palo porque no bogas”.

Anunció como gran novedad y con gran despliegue de medios la expedición de una directiva en la que se establece que la detención preventiva solo debe emplearse en ocasiones excepcionales, lo cual está consagrado desde hace varios años en el Código de Procedimiento Penal. Pero, además, a los pocos días ordenó la detención del gobernador de Antioquia sin explicar por qué respecto de él no resultaba aplicable ninguna de las otras 10 medidas de aseguramiento previstas en la ley, pese a que tanto en ella como en su directiva es claro que solo cuando éstas resulten insuficientes para evitar que una persona evada la acción de la justicia se puede proceder a su privación de la libertad. Y esta misma semana ha anunciado que la Fiscalía pedirá la detención del gobernador de San Andrés, para evitar que escape de la isla a la que por estos días solo puede llegar el avión del fiscal.

*Yesid Reyes Alvarado, ex-ministro de justicia.

32 COMENTARIOS

  1. Ha sido uier de la Fiscalia General una institución agobiada en la designación en sus cuadros directivos, por la insensible politiquería Un ente primordialmente técnico y científico. exige no de recomendaciones y amigotes en el Legislativo, sino de comprobable ética, así como de calidades y formación tanto profesional y científica del derecho, con especialización en el área penal. El saqueo de los bienes estatales, los conciertos para delinquir, el trafico de influencias y tantas otras conductas típicas propias de la corrupción oficial, anuncian impunidad dada la ligereza científica y la fragilidad ética declarada en la nota.

    • Preocupa, que este cargo bajo la responsabilidad sobre la cual reposa, sea elegido de una terna ,donde el que envía su postulado quien resulta ser su amigo, por Dios debe haber una total independencia entre las 3 ramas.Po otro lado , ya en sus funciones debe ser respetuoso, ético y coherente y no un dictador, populista, politiquero barato;por sobretodo aprender a respetar y no insultar las capacidades y la dignidad de los ciudadanos ,que pagamos su salario.Ahora si como el dijo amarrece el tapaboca y vaya mijo y trabaje, no sea ATENIDO.

    • El dr Yesid es uno de los mejores penalistas de Colombia, fue mi profesor en la maestría y tiene todas las razones para hablar así delmfuscal, quien sol está en ese puesto por ser amigo del presidente, pero sin categoría ni méritos para ocuparlo

    • Rastrero su comentario. Nada que ver. Ciertamente como abogado y ciudadano le asiste el derecho a opinar sobre el otro hombre con “inteligencia superior” que tenemos. Por supuesto, igual de nefasto.

  2. Tenaz ese fiscal impuesto, está lejos de merecer ese cargo de tanta responsabilidad y sobre todo ética,de la cual carece, éste gobierno es una orquesta total, y lo más grave, con su abuso de autoridad, hunden cada vez más éste pueblo tan sometido por el innombrable.

  3. Excelente texto Doctor Reyes, Usted si es, un lujo y estudioso del derecho; desafortunadamente en este país no se valora debidamente a los profesionales debidamente formados y estudiosos; ternan y nombran a los menos indicados para ocupar posiciones de tanta responsabilidad como lo es la Fiscalía General de la nación, sin considerar, que politiqueros y aduladores no van a desempeñar ese cargo debidamente.
    Siempre he considerado, que además de condiciones intelectuales y morales ponderadas, ese cargo debe ocuparlo un Abogado Penalista, con acreditada experiencia como Usted. Agradezco como abogada sus jurídicas y veraces apreciaciones.

  4. Nos hemos acostumbrado a que altosfuncionaron infringen la ley, los cuales deben ser intachables en su actur, se comenta se cuestiona pero no pasa nada. Son a otro nivel. La ley es solo para los de ruana.

  5. Nada de lo que se escriba cambiará esta ralidad…son con acciones contundentesy efectivas, que quiten el mal de raíz logrará un verdadero cambio…de lo contrario con palbras y protestas nada cambiará.

  6. Muy coherente Dr Reyes, estos son los juristas que deben manejar la justicia y no esos peleles títeres montados para tapar las atrocidades de sus jefes.

  7. PUES SIEMPRE SE SABE QUE LOS GRANDES MANDATARIOS HACEN Y DESHACEN POR SU AUTORIDAD A SU ANTOJO Y NOSOTROS PAGAMOS PARA ESO, PERO PARA DARLE UNA AYUDA EN MOMENTOS DE CRISIS A UNA PERSONA DEL COMÚN, SE NECESITA QUE ESTÉ INCLUIDO EN EL ULTIMO CENSO QUE SE LLEVO A CABO ESTE AÑO, EL CUAL NO CUBRIÓ A TODA LA POBLACIÓN Y MUCHOS OTRAS ARANDELAS QUE LE COLOCAN AL COLADOR, SOLAMENTE LOS QUE ESTUVIERON DE BUENAS, CREO YO.
    PERO PARA PAGAR IMPUESTOS PARA PAGARLE LOS VIAJES RECREACIONALES AL SEÑOR FISCAL, SU SEÑORA, HIJA E INVITADOS, AHÍ SI QUE NOS ENCUENTRAN. QUE VAINA CON ESTAS LEYES INCLUYENTES PARA UNOS Y EXCLUYENTES PARA OTROS.

  8. Esos son los funcionarios del narco estado corrupto asesino y ladrón, a los que les pagamos el sueldo, los viáticos, fuera de todo lo que se tragan y roban. Este país es una física mie….

  9. Para ser un tipo tan preparado como según el lo ha manifestado? Su actitud tan ARROGANTE Deja muy mal parada a la Universidad en donde el estudio,solo hace falta que a este personaje le suceda lo que a la CUASI PERIODISTA Vicky Dávila: Que uno de sus profesores salga en una de las redes sociales a manifestar que siente una gran Vergüenza de haber Sido algún día su profesor.

  10. Ridiculous, egocentric y poco inteligente, se nota wue es de esas personas que no tiene la valentìa de assuming sus equivocaciones. Un politiquero màs, wue desconpce las leyes de nuestro paìs

  11. La ley es para los de ruana.
    O sino que lo digan los políticos nuestros.
    Que pesar un país tan rico en recursos, gobernado por ratas de 2 patas.

  12. Todo está dicho: De esos especimenes está saturado el NARCO PARACO GOBIERNO GENOCIDA, empezando por el presidente SUBALTERNO, debido a su masiva contaminación con el letal ÑEÑEvirus que les provoca arranques de ostentación y soberbia de traquetoides, con ínfulas de “superpoderosos” encaramados sobre falsos pedestales transitorios

  13. Desde tiempos inmemoriales, al parecer, la institución universitaria poco o nada cuestionó a fondo el fruto final de su profusa maternidad académica -así, como no lo hacen las bienamadas (beloved) FFAA. En genral, las “queridas” instituciones colombianas simbolizadas en aquél árbol del jardín del Edén, dotado de una misteriosa fertilidad: la misteriosa misión histórica de producir de manera sistemática, sin solución de continuidad, ininterrumpidas cosechas de jugosas manzanas podridas.
    Nuestras instituciones —tal cual la iglesia católica, inmarcesible nicho de pedofilia sacerdotal— fungen su rol histórico sin pudor alguno, como impolutos padres irresponsables. Pater familias que desde antaño limitan su reflexión ética —condenándola, de hecho— al perverso círculo de las contradicciones fácticas: ante las fracturas del comportamiento profesional de sus golems -sus egresados- reaccionan de manera primaria (reptiliana) privilegiando diversos modos de procedimientos disciplinarios, poniendo a funcionar una maquinaria lavafachadas de sus imágenes públicas, carentes en absoluto de propósitos de enmienda institucional. Sociedades anónimas —lo más selecto de la sociedad colombiana— esforzadas últimamente en construír hermosos y amplios campus universitarios, en ampliar el menú de su propuesta académica (pre y posgrados y doctorados). Sin embargo, indolentes a la hora de construir VÍNCULOS REALES —relaciones vinculantes— entre la disciplina académica y la validación de las obras de sus esmerados frutos: sus egresados.
    Se quedan en lo más colombiano de lo colombiano: reprimir, castigar y hasta expulsar de su seno a sus miembros más débiles; como la sacrosanta institución de la familia, hogares conservadores que botaban a sus hijas que perdían su virginidad por fuera o antes del matrimonio: “Una mujer de cuatro en conducta”: fábrica de desarraigados; reguero de seres abandonados a su propio destino y huérfanos de identidad por quienes nadie responde. Menos este Estado de entes privatizados y privatizadores: el siempre tartufo Establecimiento, universidades nimbadas de majestuosidad, las “legítimas” FFAA, la “indispensable” iglesia católica, la primordial familia apostólica y romana.
    Sin duda alguna, el espécimen en cuestión -abogado y tenor- se constituye en valioso sujeto de estudio para las próximas generaciones de historiadores del derecho colombiano.

  14. A Camilo Bocanegra:Envidia de qué o de quién? El doctor Reyes está a años luz del fiscal. Y si hablamos de verticalidad, el doctor Reyes es como su papá y su tío Armando

  15. La elección de Fiscal General debe ser revisado, alguien imparcial con etica fuera de intereses políticos, sera algun dia eso posible?

  16. Nunca los grandes sabios, científicos, escritores, artistas, deportistas (excepto Muhamed Ali) se banalogriaron de su personalidad, formación, logros o de sus obras, esto es la principal característica de la HUMILDAD, de la cual no tiene en lo mínimo este personaje mal llamado Fiscal General. No soy abogado pero coincido con el Dr. Yesid Reyes, que falta de criterio y transferencia para la elección de tan importante cargo. Cuando volveremos a tener un Fiscal realmente preparado?

  17. Las salidas en falso del seudofiscalito demuestran que ni siquiera conoce cuáles sus competencias funcionales, ni sabe que debe hacer un fiscal y se decida a opinar lo que no le compete. Estaría incurso en los delitos de abuso del cargo y extralimitación de funciones

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here