El embajador en Nicaragua no fue retirado; Alfredo Rangel fue expulsado

0
4083

About The Author

Este post fue actualizado para publicar la nota de retiro de credenciales nicaragüense.

(Lea también: El futuro de Iván Duque)

El presidente Duque y la Canciller Ramírez anunciaron que ordenaron el retorno del embajador colombiano en Nicaragua Alfredo Rangel.  La versión oficial no se ajusta a la realidad. La Cancillería de Nicaragua retiró las credenciales al embajador colombiano Alfredo Rangel y le dio 72 horas para abandonar el país. El exsenador del Centro Democrático llegará al país este 25 de febrero.

El gobierno de Colombia aduce que ordenó a Alfredo Rangel abandonar Nicaragua en rechazo a nuevas declaraciones del mandatario del vecino país y ha decidido presentar la expulsión como una decisión de Bogotá. En realidad, la Canciilería colombiana había decido llamar al embajador a consultas durante un mes. Pero Nicaragua se adelantó con la expulsión. Hasta el momento, Nicaragua no ha desmentido la narrativa de Bogotá y es posible que no lo haga para que Colombia asuma el peso de la medida.

El miércoles 23 de febrero, Colombia presentó una nota de protesta. La Cancillería nicaragüense no demoró en contestar. “Me refiero a la nota de protesta del día de hoy remitida por el Embajador de Colombia Alfredo Rangel Suárez en la que insolentemente se emite juicios de valor sobre los asuntos internos de Nicaragua y se ofende impúdicamente a Nicaragua y a su Pueblo… Estas declaraciones demuestran que su Embajador no está cumpliendo con los objetivos para los cuales le fue concedida su acreditación en Nicaragua, por lo que estamos procediendo a retirarle las credenciales.”

Desde hace varias semanas, se venía discutiendo en Bogotá la posibilidad de hacer regresar al embajador Rangel de manera temporal en consultas y no del retiro permanente, “Colombia es un narcoestado donde los crímenes son impresionantes, con asesinatos todos los días (…) ¿con qué autoridad puede hablar Colombia de seguridad y los derechos humanos en Nicaragua, si ahí se violan los derechos humanos permanentemente?”, afirmó Ortega en diciembre de 2021. Al parecer, Colombia se tomó todo su tiempo para producir una nota de protesta. De hecho, Alfredo Rangel estuvo en Bogotá unas semanas atrás en discusiones al respecto.

Una afirmación de Ortega del mismo tenor ofensivo el lunes 21 de febrero aceleró el envío de la misiva diplomática. En el 88avo aniversario de la muerte de Sandino, Ortega insistió: “Colombia es un narcoestado donde se asesina todos los días a líderes sociales, a trabajadores … es impresionante cómo se asesina.”

(Texto relacionado: Lo que cuesta la mermelada diplomática en pesos)

Declaraciones de Daniel Ortega sobre Colombia, del minuto 13:00 al 14:30

Colombia ripostó: “Colombia es un país que siempre ha defendido el valor de la democracia, el Estado de Derecho, las libertades y los derechos humanos, así como el fortalecimiento y la estabilidad institucional. Por esa razón, rechazamos estas declaraciones que infructuosamente buscan distraer la atención de la comunidad internacional sobre la crítica situación de derechos humanos y las múltiples violaciones que sufren los ciudadanos nicaragüenses, los partidos políticos y los opositores al régimen de Ortega, de las cuales es testigo el mundo entero. La comunidad internacional bien conoce que, quienes se han opuesto de manera abierta al régimen, durante el último año, han terminado en la cárcel por el sólo hecho de querer presentarse como una opción legítima y democrática.”

La nota de protesta colombiana fue entregada y la Cancillería trinó:

Nadie había reemplazado al embajador de Nicaragua que regresó a su país en 2021. En diciembre de ese año, Ortega confirmó que no nombraría a un sucesor. En consecuencia, la democión de la jerarquía de la misión colombiana no debería sorprender en tanto la reciprocidad tiende a regir las relaciones diplomáticas. En todo caso, Colombia viene reduciendo su presencia en Nicaragua.

El anterior embajador, Carlos Salgar, contaba con un ministro consejero, un consejero, un primer secretario y un segundo secretario. La Cancillería de Iván Duque disminuyó el personal al embajador y dos segundos secretarios, uno de ellos responsable de funciones consulares.

La tensión con Nicaragua se acentuó luego de la elección fraudulenta de Daniel Ortega en noviembre de 2021 y este desenlace no tiene nada de sorprendente. Se acerca, además, la sentencia de la demanda que Nicaragua entabló contra Colombia por presuntas violaciones de derechos soberanos y espacios marítimos en el mar Caribe.

Pero lo cierto es que, a pesar de la confrontación, el embajador Rangel no estaba planeando volver de manera definitiva a Bogotá tan pronto. Es más, en estos días, estaba esperando la visita de su esposa. Daniel Ortega ha maltratado a Colombia decenas de veces sin que ello llevara a un escalamiento de esta naturaleza. Managua actuó y a Bogotá no le disgustó. Construyó una línea oficial de respuesta: a Rangel lo llamamos nosotros. No fue así.

La pregunta es: ¿y de aquí hacia dónde vamos?

(Le puede interesar: El primer hermano de la Nación)

*Laura Gil, politóloga e internacionalista, directora de La Línea del Medio, @lauraggils

Autor

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.