El Museo del Futuro: la apuesta del mañana

0
369

A mí me gusta la anécdota que pusimos en la portada Ruth Helena Jaramillo: hizo de un museo sin objetos una experiencia vital y única.

El pasado viernes 23 de julio de 2021 se realizó el lanzamiento de la página el Museo del Futuro. Este proyecto es liderado por el actor y productor colombiano Juan Ángel, quien en los últimos años se ha enfocado en políticas culturales y el desarrollo de proyectos con énfasis en transformación cultural. Actualmente, es el director de la Asociación Lope de Vega.

A continuación, una entrevista realizada al actor para la aproximación y entendimiento de este nuevo Museo del Futuro.

Alejandra Sánchez:

  • ¿De dónde nace esta iniciativa?

Juan Ángel:

Hay dos orígenes. Uno casual: al principio estaba oyendo las charlas que la OCDE hizo a propósito de la crisis en que estaba la cultura al empezar la pandemia y un académico italiano decía que la cultura tenía las metodologías para pensarse y avanzar: los museos, las publicaciones, el teatro y todas las formas de expresarse. Pero que se necesitaba cambiar los contenidos y el enfoque y proponía un museo del futuro.  El segundo es un poco más estratégico. La Asociación Lope de Vega ha estado buscando diálogos y proyectos que usen la cultura para transformar la sociedad. El Museo del Futuro cuenta con el apoyo de la Línea del Medio, la Alianza Iniciativa de Mujeres Colombianas por la Paz – IMP, Carol Aza producciones, el Ministerio de Cultura y la convocatoria Es cultura Local del Idartes y el Distrito. Proponemos pensar cambios desde la cultura y hablar de cultura en clave de cambios culturales. En esas estamos.

AS:

  • Si el proyecto tiene por nombre el “Museo del Futuro”, quiere decir que tanto los autores y los espectadores ¿estarán en una conversación especulativa de lo que nos deparará el futuro como nación, como sociedad y como entes culturales?

JA:

No me gusta la palabra “especulativa”. Pero sí, es cierto, nadie sabe cómo va a ser el futuro y cuando hablamos de futuro todo son proyecciones. En la cultura y la vida en general, tenemos planes, proyecciones, deseos y sueños. Se hacen acuerdos, propuestas, conversaciones, políticas y para hacerlas nos imaginamos y suponemos futuros. Yo he quitado la pregunta directa: ¿cómo ve el futuro? Produce parálisis; es como un curare intelectual. Pero cuando pregunto por planes o por sueños, los espíritus se abren. Todos queremos algo hacia adelante; todos proponemos.

Por otra parte, me gustaría que el Museo del Futuro participe en la construcción de país desde las voces de todos, haciendo ejercicios formales de inclusión y vinculación de sectores que no se oyen. Creo que la democracia exige participación y participar en política es proyectar y pensar mejor sobre qué va a pasar o qué podemos proponer desde las organizaciones y la sociedad.  Y claro, mi enfoque en políticas culturales y mi convicción de que la cultura es una gran herramienta de transformación le da a todo el proyecto una esencia cultural. Pero creo que no se trata de especular; hay que consolidar propuestas lógicas y que lleven a la acción. A mí me gusta la anécdota que pusimos en la portada Ruth Helena Jaramillo: hizo de un museo sin objetos una experiencia vital y única. Nuestro museo tiene ese reto, crear desde los deseos y los sueños una propuesta de reflexión y experiencias compartidas.

(Lea también: Las portadas de la protesta: ¿Para qué leer un periódico de ayer?)

AS:

  • ¿Qué clase de contenido podremos ver en el Museo del Futuro?

JA:

Nosotros tenemos unos talleres de teatro foro que hemos dictado en muchas circunstancias. Son talleres presenciales y la pandemia nos ha obligado a crear otros modelos. Hicimos un taller presencial en Dibulla con jóvenes y mujeres víctimas del conflicto armado. Tuvimos el apoyo de la Alcaldía.

Hicimos otro taller, virtual, con estudiantes de cine en alianza con la Cinemateca Distrital, un encuentro con arquitectos y otro con los que hacen logística, diseño y proveen servicios a los eventos sociales. También organizamos un webinar para hablar de políticas culturales en donde nos propusimos pensar y propender encuentros.

Tenemos podcasts, entrevistas con líderes y expertos y una serie de columnas y expresiones que responden a la pregunta del museo. Destacaría entre muchas, estos encuentros: una reflexión vital de Eneida Luz Ramírez en clave de sonidos capturados en la última crisis del país; los diálogos con Octavio Arbeláez, Cesar Pardo y Sandra Guzmán sobre circulación en clave local; una memoria de David Lara sobre el sentido de futuro en su infancia; la visión de Nicolás Montero sobre las prioridades en políticas culturales y un encuentro entre Germán Rey, académico, y SKEA, grafitero. Hay más, ha sido muy interesante.

(Texto relacionado: Éste, mi dinero sucio)

AS:

  •  ¿Qué clase de personajes escribirán en este espacio?

JA:

Nuestros columnistas por ahora son: Manuel Zuñiga, artista cartagenero, exdirector de la casa Nuñez; David Lara, periodista y productor, también del Caribe; Eneida Luz , creadora y académica; Luis Tejada, comunicador y publicista; Edgar Hosie, empresario de 94 años y once bisnietos; Julio Arénas, escritor. También entrevistamos a Laura Gil, Nicolás Montero y a los funcionarios involucrados en el desarrollo de la séptima, un futuro ojalá cierto y de gran impacto en la vida cultural de los que vivimos en Usaquén.

AS:

  • Algunos de los personajes que ya han escrito en el medio son adultos, ¿existe la posibilidad de que en la conversación sobre el futuro intervenga población infantil o universitarios?

JA:

El taller sobre el sector audiovisual lo hicimos con jóvenes estudiantes. Participó Skea un grafitero y promovimos un encuentro entre un joven líder cultural de la Boquilla y otro del Codito. En Dibulla, nuestros participantes son los que se vinculan a una iniciativa de la alcaldía para jóvenes. Cuando se invita a conversar sobre cultura, sobre proyectos uno quiere tener la franqueza y la creatividad de los niños y las niñas. Esperamos poder plantear nuestro proyecto, en una clave útil para ellos mismos. Estamos en eso.

Me encantaría  escuchar a niñas y niños pensando en el futuro. Ese tono desenfadado de niñas, niños y adolescentes más los problemas ambientales tan graves que van a tener las próximas generaciones y las carencias que tiene hoy la infancia colombiana serían un elemento fantástico para agregar a nuestro museo.

(Le puede interesar: Dos agostos y un octubre)

AS:

  • ¿Qué es el “futuro” para Juan Ángel?

JA:

Como todos la pregunta me dispara las ideas hacia la ciencia ficción y el cine futurista. Pero el gran aprendizaje de esta experiencia es que proyectar, planear y pensar en hacer algo por mí, por la sociedad, el país y el mundo es pensar en el futuro. Que esa respuesta  o mejor esa pregunta propenda a escoger caminos, a expresar deseos y a construir consensos. El futuro, para el Museo del Futuro, es un pretexto para escuchar a los demás y buscar acciones.

AS:

  • Como actor, ¿cree que la intención de hablar del futuro tiene un vínculo específico con el arte?

JA:

Como actor y como ciudadano, la cultura es casi naturalmente una propuesta de futuro, proyecciones de sociedad y propuestas de cambio. No sólo está la ciencia ficción, también esta el teatro de agitación y propaganda, las distopías, los proyectos de transformación cultural como el American way of life, las revoluciones y las propuestas de consolidación nacional que rescatan las verdaderas identidades, o que tratan de definirlas. Hemos visto como en las marchas de protesta, la cultura era parte de ese reclamo de futuro que tiene la juventud colombiana. Y si me permite ser amplio la propuesta de economía creativa de las instituciones internacionales y nacionales es una apuesta a un futuro distinto, en donde la riqueza y la democracia se construyen desde las artes y la creatividad.

AS:

  • Por último, ¿cuál es la invitación que le puede dar a los colombianos para que conozcan e interactúen con el Museo del Futuro?

JA:

La página también tiene futuro. Tenemos estrategias de comunicación e interacción definidas: talleres de teatro foro y los espacios en dónde recibimos todas las propuestas. Pero también queremos invitar a las empresas e instituciones a que usen nuestras metodologías y nuestros procesos para planear y proyectarse.

Como lo dice su página principal, el Museo del Futuro es una invitación a conversar y a todos los lectores de La Línea del Medio les extendemos esta invitación. Encuentre al Museo del Futuro en Twitter, Facebook e Instagram.

*Alejandra Sánchez, comunicadora social y periodista.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here