Ese oscuro objeto del deseo

0
67

About The Author

Se despedazaron como salvajes, se ofendieron irracionalmente, se maltrataron en mayúscula  rompiendo los lazos familiares y afectivos pero no porque ÉL se identificara con el ideario de Álvaro y ELLA con el Gustavo, no, no fue la política la que polarizó al país, fue su pequeña condición humana la que despertó sus horrorosos monstruos; no fue su militancia la que los volvió obcecados y patéticas defensoras de uno y otro: fue su pobreza mental y espiritual que les impidió comportarse como seres humanos; no fueron las arengas proselitistas de zutano o fulana la responsable de que actuaran como barras bravas que se agarran a machetazos a la salida del estadio: fue su arrogancia que les hizo creer poseedores de la verdad e incapaces de escuchar al otro con respeto para hablar con sabiduría. Admiro profundamente el sistema de salud cubano y eso no me convierte en castrista, creo que la autoridad y el orden son muy importantes y no soy uribista, defiendo la reforma laboral y a la salud sin ser petrista, la paz con las FARC fue un punto definitivo en la historia del país y tal decisión no me matricula como santista, trabajé muchos años con indígenas y no soy indigenista, cultivo yuca sin emplear químicos ni nada por el estilo y no soy ambientalista. ¡No es la política, es tu intolerancia!

*Roque Monteiro. comunicador social – periodista retirado, fotógrafo sin cámara, autor de varias novelas, cultivador de yuca y viajero incansable. Miembro del colectivo Psicolombianos de Diván.

Autor

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.