Formidable semana para Petro presidente

0
733

About The Author

Petro consigue un jonrón con bases llenas durante la primera semana de noviembre.

(Lea también: Lo dice Mariana Mazzucato: se impone una nueva convergencia público-privada)

En los ámbitos de la macroeconomía, la política, la política comercial y los asuntos ambientales, el Gobierno logró dar concreción a cuatro promesas de la campaña electoral, pasando de la retórica a los hechos, causando cierto desconcierto en las filas de sus opositores y críticos.

La aprobación de la reforma tributaria en tiempo récord con una estimación inicial de nuevos ingresos fiscales por 20 billones de pesos que podrían crecer si se aplican las sanciones previstas a los evasores, es un buen logro macroeconómico que puede configurarse en señal meritoria para calificadoras de riesgo e inversionistas. Sin desconocer observaciones meritorias de algunos observadores, es preciso reconocer el conjunto de cambios como una reforma progresiva que permitirá la atención de demandas sociales postergadas, así como mostrar, desde la evidencia, la voluntad de practicar una política fiscal responsable. Merecen reconocimiento José Antonio Ocampo y su Viceministro Gonzalo Hernández por su encomiosa labor y su actitud dialogante.

En el frente político el Gobierno logró la aprobación de la ley que permite contar con un marco general para el adelanto de negociaciones de una paz extensa que incluya variados actores de nuestra crónica violencia considerando la naturaleza y los móviles diferentes de las  agrupaciones, sin aplicar plantillas para calcar procesos, ni llegar a acuerdos que desborden el ordenamiento jurídico superior.

(Texto relacionado: Cotorreo en el baño turco)

En la política comercial el Gobierno ha tomado las primeras decisiones orientadas a estimular la producción nacional de confecciones y a facilitar insumos económicos en renglones donde no tenemos producción nacional. El país no obtiene beneficios por cuenta de la llegada de prendas de vestir provenientes de países con los cuales no tenemos acuerdos comerciales. Y las críticas sobre el impacto en el precio a los consumidores y la cesión de espacio a la oferta de contrabando, realmente no tienen peso específico. En los precios el problema mayor es la devaluación del peso y no el ajuste por incrementos en la tarifa arancelaria. Y el contrabando debe estar perdiendo terreno con el nivel alcanzado por el dólar y es de esperarse una tarea más eficaz de la DIAN en la esfera del control al flagelo.

En el frente ambiental, el Gobierno logró la aprobación por amplia mayoría del Acuerdo de Escazú que la administración Duque negoció y proclamó para luego renegar de su actuación en el trámite legislativo. El acuerdo es importante ya que su implementación va a mejorar la información ciudadana, la participación deliberante de las comunidades, y el acceso a la justicia ambiental. Si los protocolos de los empresarios en sus proyectos contienen criterios de manejo sostenible y buenas prácticas, no hay razón  para inquietar a las compañías emprendedoras. En cambio, el acuerdo es pionero en cuanto a disposiciones específicas orientadas a garantizar un entorno seguro para los defensores ambientales y estamos en mora de detener la persecución y agresión contra los líderes ambientales.

Dentro de los grupos de empresarios amigos del cambio como Punto de Inflexión, recibimos con entusiasmo estas noticias que parten de actuaciones reales y van más allá de los anuncios que estimulan la polémica inútil  y difieren la materialidad en la obra de Gobierno.

(Le puede interesar: Telemedicina)

*Juan Alfredo Pinto, escritor, economista, @juanalfredopin1

Autor

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.