Fotoshow: Coronalocos

0
601

About The Author

Un despacho de la Deutsche Welle nos muestra hasta qué punto esto del coronavirus ha disparado un contagio mayor: el del miedo a lo desconocido que se va manifestando en diferentes sociedades, de acuerdo con sus niveles de paranoia, sensatez o locura. La de los Estados Unidos, por ejemplo, parece corresponder a esta útima categoría. Dice el despacho que allí decenas de compradores se han agolpado en las armerías de ciudades como Los Ángeles para comprar armas. Ya parecían medio locos los que el fin de semana atiborraron los corredores del Pricemart y algunos Carullas con sus carritos llenos de papel higiénico y jabones. Pero estos están más locos.

El diario Los Angeles Times reportó que las ventas de armas aumentaron incluso en estados como Oklahoma, donde los compradores advirtieron que existe el temor de que la emergencia desate descontrol social. Y largas filas se vieron también frente a la tienda de armas Martin B. Retting en Culver City en el condado de Los Ángeles. Tan locos estaban estos últimos que la tienda se vio obligada a colocar un mensaje en su cuenta de Facebook disculpándose con los clientes por no permitir pruebas en algunas de las armas y por no poder atender a tantos de sus clientes.

Quiere decir que los clientes no solo querían comprar revólveres en Retting, sino que querían probarlos allí mismo para comprobar que disparaban en perfectas condiciones: ¡bang bang! Miren la fotografía. Da la vuelta por el almacén, pasa una calle y, probablemente, se extiende unos cuantos metros más que ya no cupieron en la foto. Casi todos son hombres (machos machotes) con capuchas, pasamontañas y manos en los bolsillos. Algunos se ve que fueron solos. Uno supone que debieron haberle dicho a sus mujeres que ya vuelvo que voy a comprar una escopeta por esto del coronavirus. Hay uno que está sentado en una silla portátil (en esa esquina, no hay sillas, seguro) y tiene su rostro cubierto por una capucha blanca. Debe ser minusválido o ‘herido de guerra’, una de dos. ¿Se imaginan lo peligroso que sería encontrárselo por ahí? Hay solamente dos Mujeres, pero ninguna de ellas ha ido sola a comprar su arma. Están acompañadas del varón. ¿Cuál de los dos tomaría la iniciativa?

Uno de los mensajes de Facebook de la tienda dice: “Si el teléfono está sonando y no estamos respondiendo, probablemente sea porque estamos un poco abrumados en este momento… gracias por entender”. ¿Abrumados? Bueno, imagino que sí: cuatro revólveres y dos escopetas, un kilo de pentonita, dos de anfo, diecinueve balas calibre 22 y catorce calibre 38. Ya voy, señor, que la pentonita se nos acabó. Colapsaron las compras como las del papel higiénico de Carulla. Pero las municiones no las compraron en Retting sino en Ammo.com, que vende por Internet.

Los Angeles Times les preguntó que como les había ido a ellos en la feria y le contestaron que las ventas entre el 23 de febrero y el 4 de marzo aumentaron un 68 %. Y la dichosa Asociación Nacional del Rifle – háganme el favor, no podía faltar – tuvo que cancelar su convención anual en Nashville, Tennessee, por las preocupaciones por el aumento de contagio del coronavirus. Estos, que son locos de origen y lo han demostrado en múltiples ocasiones, pusieron en su página: “Lamentamos sinceramente la necesidad de esta acción, particularmente para nuestros muchos miembros leales, que se unen a nosotros para esta celebración anual de la NRA y nuestras libertades constitucionales”. El presidente de los Estados Unidos, el señor Donald Trump, quien tampoco podía faltar a esta apoteósis, envió un mensaje por su cuenta de Twitter (14.03.2020): “no lo necesitas hasta que lo necesites”. Sin comentarios. El brote de coronavirus ha dejado en Estados Unidos por lo menos 69 muertos y 4.068 contagiados, según las cifras más recientes de la Universidad Johns Hopkins. Las cifras del coronalocos no se saben aún.

*Manuel Guzmán Hennessey, @GuzmanHennessey, consultor en temas de sostenibilidad, profesor de la Universidad del Rosario, Director General de Klimaforum Latinoamérica Network KLN

Autor

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.