Imágenes, retóricas y realidades

1
243

About The Author

Pensemos, entonces, que el 29 de mayo, quienes voten lo harán pensando en quien puede resolver nuestros problemas que no son pocos ni pequeños.

(Lea también: La economía, el clima y Tumaco)

Los tres candidatos que puntean en las encuestas se distinguen por preocuparse más por sus imágenes, retóricas para convencer, y lo más grave, por su gran alejamiento de las realidades colombianas y sus continuas simplificaciones del país al cual aspiran gobernar. Desafortunadamente pareciera que a los presuntos votantes entrevistados los atraen más las originalidades de los peinados, los vestidos, los nuevos tonos y los enormes volúmenes de la voz que errores garrafales como prometer producir trigo en los llanos, estar seguro de poder reemplazar rápidamente los ingresos de divisas del carbón y el petróleo o pensar que la corrupción se acaba con discursos.

¿Será cierto que solo un poco menos del 30’% de los votantes se ha dado cuenta de la gravedad de lo que sucederá si alguno de estos tres personajes gana las elecciones? Siendo optimista se puede alegar que las encuestas están equivocadas y que representan únicamente las reacciones airadas, desesperadas y un poco burlonas de quienes contestan al teléfono desde las ciudades principales. 

(Texto relacionado: ¿Cuánto aguanta Bogotá?)

Pensemos, entonces, que el 29 de mayo, quienes voten lo harán pensando en quien puede resolver nuestros problemas que no son pocos ni pequeños. Nuestro próximo presidente tendrá que, por ejemplo, eliminar la desnutrición infantil, multiplicar los profesionales, disminuir el desempleo, lograr el control de todo el territorio, generar procesos industriales para producir las divisas que desaparecerán antes del 2030, acabar con la deforestación y evitar que las nuevas carreteras desaparezcan ante la pluviosidad extrema originada en el cambio global del clima. 

Afortunadamente todo esto es posible si se comprende en que país vivimos, se reconoce la complejidad de la realidad y se construyen soluciones alejadas de los dogmas y hay personas en Colombia que son capaces de hacer esos cambios. Yo votaré por Fajardo porque confío en que él es uno de ellos.

(Le puede interesar: Vida y empleo, pandemia e inflación)

*Julio Carrizosa Umaña, ingeniero, ambientalista, miembro honorario de la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales.

Autor

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.