Inversión para Cúcuta

0
328
Foto de Yair Ventura Filho

Vino Duque a Cúcuta y seguimos en las mismas. No hay ningún plan integral ni nuevas inversiones que reactiven la economía y el empleo.

Foto de Yair Ventura Filho

Qué bueno que cada vez que llega a Cúcuta el Presidente Duque visite las obras del acueducto metropolitano y supervise la marcha de su ejecución, que al finalizar dejará a la ciudad y sus municipios vecinos con el servicio de agua potable garantizado para lo que resta de este siglo. También es muy importante que inaugure tramos de la doble calzada Cúcuta-Pamplona, que junto a Bucaramanga-Pamplona nos acerca al centro del país, con lo que esto significa en mejoramiento de la conectividad vial de la región y su competitividad económica. Se trata sin duda de las dos obras más importantes y de mayor inversión en la historia del departamento y su capital, que se comenzaron a ejecutar en el gobierno Santos, quien las dejó contratadas y financiadas en su totalidad. Solo en estas dos iniciativas la administración anterior destinó casi tres billones de pesos para beneficio de los nortesantandereanos.

Igualmente nos alegra que para los municipios PDETS de Norte de Santander y con recursos del OCAD paz, creados en la implementación de los acuerdos con las FARC, se asegure la construcción de la vía Astilleros- Tibú, una larga deuda con todos los habitantes de la sufrida zona del Catatumbo. Es precisamente ese desarrollo social y de infraestructura el que nos permitirá superar la violencia y el atraso de zonas afectadas por el conflicto armado. La destinación de recursos del Acuerdo de Paz para enfrentar la violencia en nuestro departamento es una buena noticia.

Pero, cuando ya en la práctica sólo falta un año para que termine este gobierno, sería importante que se destinaran nuevos recursos de la nación a más obras de infraestructura que se requieren para impulsar la reactivación económica de la ciudad, hoy afectada no solo por el Covid sino, además, por la crisis económica de Venezuela y la creciente ola migratoria hacia Colombia, que no se detendrá hasta tanto no se logre una transición pacífica y democrática en el hermano país, con la salida del dictador Maduro. Con un desempleo alrededor del 25% y una informalidad cercana al 70%, la más alta del país, atravesamos serias dificultades sociales, que resultan en una actividad económica cada vez más dependiente de la informalidad fronteriza y de la ilegal actividad del narcotráfico, con las implicaciones conocidas de deterioro en la seguridad. Y, muy curioso, el presidente lanza ayer en Cúcuta un “plan de reactivación de la economía informal”. ¿No sería mejor comenzar por la golpeada economía formal?

Vino Duque a Cúcuta y seguimos en las mismas. No hay ningún plan integral ni nuevas inversiones que reactiven la economía y el empleo. La frontera sigue cerrada en una absurda decisión que afecta la economía formal y fortalece la informalidad y la ilegalidad, con unas mafias que se apoderaron de las trochas, en donde además es imposible hacer control efectivo al virus. El ritmo de la inversión pública disminuyó en forma sustancial y no se vislumbra un cambio en la situación venezolana que permita frenar el flujo migratorio que asumen de manera solitaria los cucuteños, sin un verdadero compromiso del gobierno central.

En fin, la crisis cada día se agrava ante la mirada impotente y pasiva de los cucuteños, ahora con la dramática circunstancia del acelerado contagio del virus que nos tiene con ocupación de UCIs de casi el 100% y nos ha costado la vida de prestigiosos y muy queridos médicos de la ciudad, sin que la crítica situación de la salud haya merecido espacio en la agenda presidencial. Hasta el momento la reacción es lenta, tardía y el compromiso del gobierno nacional con la región pobre e insuficiente.

El 2021 será en la práctica el último del gobierno actual y hasta el momento pasamos en blanco. Tal vez la pandemia nos adormeció a todos, especialmente a las autoridades regionales, y no nos percatamos que se hizo muy poco por los nortesantandereanos. Al menos, es justo reconocerlo, Duque ha supervisado en buena forma las obras que dejó en marcha Santos.

*Juan Fernando Cristo, @cristobustos, ex Ministro del Interior y ex senador.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here