La incoherencia de Iván Duque

0
992

Hoy, 10 de marzo de 2020, comienzan las negociaciones en Afganistán que prevé el acuerdo de paz firmado por el gobierno de Estados Unidos y los Talibanes el 29 de febrero. Donald Trump lo entregó todo. De inmediato, la Cancillería publicó un comunicado celebrando el avance. La hipocresía salta a la vista.

  1. La potencia firma el acuerdo con una entidad terrorista

Estados Unidos estampó su firma en un acuerdo  “para llevar la paz a Afganistán” junto al “Emirato Islámico de Afganistán que no está reconocido por los Estados Unidos y es conocido como Taliban”. Días antes del plebiscito, Iván Duque insistía en que no se negocia con terroristas. “Si uno le pregunta a los países europeos si estarían dispuestos a tener conversaciones con grupos terroristas con presencia en su territorio lo negarían absolutamente”, protestaba

Estados Unidos no solo negoció con terroristas. Hasta una llamada de teléfono recibieron de la Casa Blanca. “Hablé con el jefe de los Talibanes; una muy buena conversación”, dijo el presidente Trump. Valdría la pena saber qué opina el Gobierno colombiano de una negociación que deja por fuera a la autoridad legítima de Afganistán – su gobierno –

2. Estados Unidos retirará sus fuerzas antes de un cese al fuego permanente y comprehensivo

Según lo negociado, el 10 de marzo comenzarán los diálogos intra-afganos que culminarán con el cese al fuego entre Talibanes y fuerzas del Estado y la hoja de ruta política. El retiro de las fuerzas de Estados Unidos se conserva independiente del cese al fuego afgano y se adelantará en un plazo de 14 meses. En los primeros 135 días, Estados Unidos reducirá sus tropas a 8.600  y las retirará por completo de cinco bases militares; en los nueve meses y medio restantes, abandonarán Afganistán por completo. Para el presidente Duque, un cese al fuego no se negocia entre desiguales; en el caso de Afganistán, Estados Unidos lo promueve. “Me parece muy grave que el Gobierno haya aceptado un cese al fuego bilateral como si se tratara de dos Ejércitos equivalentes”, argumentaba Iván Duque.

3. Estados Unidos liberará Talibanes a cambio de la recuperación de los suyos

El 10 de marzo, Estados Unidos intercambiará hasta 5.000 Talibanes por 1.000 soldados de la Coalición como medida de creación de confianza. En los próximos tres meses, ambas partes se comprometen a liberar todos los prisioneros. En Colombia, para el presidente Duque, la justicia transicional constituye una #impunidaddisfrazada, el HT que usaba en época de campaña contra el plebiscito. Duque insiste en el encarcelamiento de los excombatientes; Trump, en su liberación.

4. Estados Unidos revisará las sanciones al inicio de las negociaciones afganas

La Casa Blanca aceptó revisar las listas de sanciones y de personas afectadas apenas comiencen las conversaciones en Afganistán. También colaborará solicitando a sus aliados hacer lo mismo y hasta solicitará al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que apoye el acuerdo. Así, las Farc, hoy partido político, siguen en el listado de organizaciones terroristas de Estados Unidos mientras los Talibanes pronto podrán ser retirados. El gobierno de Colombia ha pedido que las disidencias de las Farc sean incluidas sin insistir en el retiro de las Farc mismas. Donald Trump cumplió con la promesa de retornar los soldados a casa. Al hacerlo, paso a paso, pisoteó cada uno de los argumentos esgrimidos por Iván Duque contra la paz. Pero el Presidente salió a felicitarlo. Al parecer, el pragmatismo sirve para acabar guerras en los demás países y no en el suyo.

* Laura Gil, politóloga e internacionalista, directora de La Línea del Medio, @lauraggils

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here