La migración en manos de un nuevo Congreso

0
44
migración en manos de un nuevo congreso para las elecciones del 2022

WP Post Author

Decidan lo que crean conducente los colombianos. Lo cierto es que ambos países permanecerán uno al lado del otro, compartiendo fronteras, costumbres, idioma, religión, afecto, problemas y, Dios lo permita, beneficios.

migración en manos de un nuevo congreso para las elecciones del 2022

Este 13 de diciembre, a las 6 de la tarde, comienza a definir Colombia su estrategia migratoria hacia el futuro próximo, esa que implementarán desde el Congreso quienes resulten electos el próximo  marzo y desde el Palacio de Nariño quien lo haga en la primera o la segunda vuelta.

(Lea también: Los venezolanos que están en la calle y los que no)

La materia migratoria ha sido, en las dos últimas administraciones colombianas, asunto de Estado. La del Presidente Santos consideró que la misma sería de corto plazo y por ello diseñó por instrucción judicial el Permiso Especial de Permanencia. Por su parte, la del Presidente Duque inicialmente compartió la opinión de su antecesor sobre nuestra permanencia, persuadida de que la misma se extendería en el tiempo, implementó el Estatuto de Protección Temporal al Migrante Venezolano – EPTMV -, que actualmente ejecuta a partir del correspondiente registro.

Si bien es cierto que, independientemente de nuestra presencia, durante la gestión Santos se mantenían relaciones con Caracas, ellas han sido inexistentes entre  las del Presidente Duque y el señor Maduro,  implementándose por el contrario con la Asamblea Nacional del 2015 y su presidente, suscribiéndose con esta memorandos de entendimiento, como el referido a los militares y fuerzas policiales que llegaron al país para mayo del 2019 y la nota que permite apostillar títulos de educación superior expedidos en Venezuela, entre otros documentos. La posición de la administración Duque ha llegado más lejos pues la misma niega las solicitudes de extradición que desde Caracas se realizan al país, pues la desinstitucionalización venezolana alcanza no solo al máximo tribunal venezolano sino también a la fiscalía de la república que allá actúa.

Lo cierto entonces es que, a partir del próximo mes de marzo, los colombianos comenzarán a definir, para ellos y para nosotros, cómo creen que deben afrontarse las relaciones binacionales, lo que sin duda habrá de influir en nuestra situación interna dentro de Colombia.

(Texto relacionado: Venezuela y su impostergable reinstitucionalización)

Suerte tiene en todo caso el país de poder definir con la mayor claridad, a través de la consulta popular, su destino nacional. Ese es un lujo que los venezolanos perdimos hace más de veinte años, lo que nos tiene a muchos preocupados y ocupados buscando la manera de recuperar lo que en un acto de insensatez perdimos.

Decidan lo que crean conducente los colombianos. Lo cierto es que ambos países permanecerán uno al lado del otro, compartiendo fronteras, costumbres, idioma, religión, afecto, problemas y, Dios lo permita, beneficios, puesto que ninguno de los dos de donde se encuentra se moverá. 

Es posible que para el próximo agosto nos encontremos en Colombia más de dos millones de venezolanos. Debe tener la certeza su gobierno y su gente que la gran mayoría de quienes aquí estemos tendremos el objetivo de contribuir al engrandecimiento de esta tierra pues, gracias a las políticas implementadas en la nuestra, quienes hemos llegado solo queremos construir el hogar que quienes dirigieron durante todo el siglo 21 los destinos de nuestro país nos negaron.

(Le puede interesar: La intromisión en asuntos internos de Leopoldo López)

*Gonzalo Oliveros Navarro, Magistrado del Tribunal Supremo de Justicia. Director de Fundación2Países @barraplural

Autor

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here