La OMS: ¿De dónde viene, para dónde va?

0
36

About The Author

A propósito de la 77ª asamblea Mundial de la Salud y de los proyectos de la OMS los ciudadanos, ciudadanas del mundo no deben mostrarse indiferentes.

(Lea también: Las primeras líneas o la aviesa obsesión de la derecha colombiana)

En términos del corto plazo la OMS viene del 11 de marzo de 2020 fecha en la que declaró a la enfermedad coronavirus ( COVID -19) como pandemia. La OMS se dirige hacia la realización de la 77ª Asamblea Mundial de la Salud, órgano de dirección de la organización, que tendrá lugar del 27 de mayo al 01 de junio de 2024 en Ginebra, Suiza.

Hacia un Acuerdo Mundial

Hasta el presente según lo acordado por los Estados miembros en una Asamblea Mundial de la Salud se fijó el objetivo de lograr un acuerdo mundial sobre la prevención, preparación y respuesta a las pandemias por todos los Estados. Para ello se fijó como propósito negociar y adoptar un proyecto final  de Acuerdo sobre Pandemias que se someterá  a la aprobación a la 77ª Asamblea Mundial de la Salud.  En círculos de la OMS se advierte mucha prisa para fijar con carácter vinculante para los Estados ese documento. El copresidente Roland Drice ha declarado: “se ha llegado a una coyuntura crítica… en la que se necesita reducir las diferencias” es decir asegurar la unanimidad.

Lo anterior exigiría una revisión muy consciente de la trayectoria de la OMS pero ante todo de su papel e influencia en la elaboración de las políticas diseñadas y puestas en marcha supuestamente contra el COVID -19 a nivel planetario desde marzo de 2020. La imposición del uso de los tapabocas, inclusive a los niños, las cuarentenas, los confinamientos y finalmente las llamadas vacunas, que se adoptaron apresuradamente sin haber cubierto todas las fases de experimentación, han trazado un proceso de impresionante abuso de poder.

Un hecho sin precedentes

(Texto relacionado: ¿Un cambio de época?)

Si se tiene en cuenta el conjunto de políticas y medidas en relación con el COVID 19 sin dificultad se advertirá que nunca antes la humanidad había sido sometida a políticas y medidas del alcance de las que se adoptaron por los Estados a partir del 11 de marzo de 2020 cuando Tedros Adhamom Ghebreysus anunció que la enfermedad por el coronavirus 2019 (COVID -19) se caracterizaba por la OMS como una pandemia. Las medidas y políticas adoptadas por los gobiernos hicieron tabla rasa del ejercicio de la libertad individual sobre la salud y de la soberanía de las personas sobre el manejo de sus cuerpos. Se desconoció el Código de Nuremberg nacido del juzgamiento por un alto tribunal de Justicia de los jerarcas nazis por el sometimiento a experimentos médicos en humanos a quienes no se les pidió su consentimiento ni se les había sido suministrado información sobre tales experimentos.

La políticas y medidas adoptadas contra el COVID- 19 se había intentado decretar por varios gobierno antes de 2019. Se quisieron adoptar en relación con el fenómeno conocido popularmente como la enfermedad de “las vacas locas” en Gran Bretaña en los comienzos del siglo XXI, se renovó el intento con ocasión de la Gripa Porcina en 2008. La preparación de la población para la recepción de esas políticas se preparó mediante el metódico estudio de los avances de la ciencia y las tecnologías de la publicidad que había alcanzado  desde los años cuarenta del siglo XX  un notable desarrollo,  especialmente en los Estados Unidos. Así mucha gente apremiada por los medios de comunicación en el mundo entró en un profundo miedo, temor a la contaminación de COVID-19.  En tal estado la población aceptó sin poner en cuestión el conjunto de medidas a las cuales ya se aludió arriba. La OMS jugó un papel clave en el diseño y aplicación, de esas políticas y medidas.  En el mundo no fueron pocas las voces que se hicieron sentir contra tales políticas señalando que antes que el control de la enfermedad lo que importaba era lograr por los grupos de poder mundial establecer hasta dónde podía llegar en el control de la opinión pública en el mundo.

Los aparatos del poder mundial

Esos aparatos del poder mundial recompuestos con ocasión de la coyuntura planetaria abierta en 2020 y en los cuales viene jugando un papel significativo la Organización Mundial de la Salud es un complejo globalista, digital, financiero del cual hacen parte los poderosísimos fondos de inversión y servicios financieros tales como Black Rock, Vanguard, el Fondo Monetario Internacional, el Foro de Davos con su sempiterno presidente Klaus Schwab.

A propósito de la 77ª asamblea Mundial de la Salud y de los proyectos de la OMS los ciudadanos, ciudadanas del mundo no deben mostrarse indiferentes, o peor aún impotentes frente a las ocurrencias de los poderes globales de poner en marcha procesos de control universal mediante el uso del expediente de la salud o ante la invocación de otros peligros o amenazas reales o supuestos que puedan proyectarse hacia la escena mundial.

(Le puede interesar: Declaración de académicos sobre persecución a Primeras Líneas)

*Medófilo Medina, Ph.D en Historia, profesor emérito y honorario de la Universidad Nacional.

Autor

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.