La propuesta Petro

0
57

WP Post Author

Ha hecho público en París el señor presidente Petro unas propuestas destinadas a ponerle fin a la crisis política venezolana.

Desde estas líneas hemos planteado reiteradamente que Colombia debía tener una posición más proactiva tendente a conseguir ese objetivo. A no dudarlo las propuestas presentadas -elecciones libres, garantías para el derrotado, libertad de presos políticos y amnistía general entre otras- van en ese sentido, a pesar del ruido que introdujo previamente el embajador Benedetti.

De entre las propuestas planteadas una en particular ha generado reacciones, la amnistía general.

Ciertamente que como lo recordó en la ciudad luz el doctor Blyde,  no es posible amnistiar delitos de lesa humanidad -lo cual Colombia sabe- así como tampoco es posible que el actual poder judicial venezolano juzgue los mismos. Es allí donde, nuevamente, reiteramos lo que hemos propuesto, la reinstitucionalización de ese poder, empezando por su cúspide.

Es vergonzoso para todos que la Corte Penal Internacional tenga puestos sus ojos en Venezuela. En el país hay abogados serios, honestos,  competentes, preparados que pueden perfectamente integrar todas las instancias judiciales y en el área penal en específico, juzgar conforme a derecho los delitos que se hubieren cometido, lo que es obvio no pueden hacer quienes hoy ocupan posiciones en esa jurisdicción como se desprende de la aplicación del principio de complementariedad que origina la intervención del señor Khan en Caracas.

Un Poder Judicial, así en mayúsculas, confiable para todos, es una necesidad impostergable. A nadie sirven jueces y magistrados que actúan en función de intereses políticos partidistas de cualquier tenor pues los jueces y magistrados no son verdugos ni pueden ser activistas políticos

Si reinstitucionalizamos el poder judicial todos -adentro y afuera del país- saldremos ganando y si a eso sumamos un sistema de justicia transicional, más aún.

Corresponderá a la dirigencia política adoptar consensuadamente las decisiones que sean conducentes y mientras más rápido y mejor lo hagan mejor.

La nueva posición colombiana es un giro de 180 grados respecto de la precedente. Esperemos que tenga más éxito que la que la antecedió.

En esta suerte de derrota general en que todos estamos inmersos, las propuestas planteadas deben ser consideradas y de ser posible implementadas ajustándolas a la legalidad internacional.

*Gonzalo Oliveros Navarro, Magistrado del Tribunal Supremo de Justicia. Director de Fundación2Países @barraplural

Autor

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here