La presentación del cuñado de Álvaro Uribe

8
34342

La Línea del Medio obtuvo la hoja de ruta del uribismo. Está plasmada en una presentación que Carlos Enrique Moreno, empresario antioqueño, columnista de El Espectador y cuñado de Alvaro Uribe, hizo ante varios empresarios la segunda semana de mayo. Allí replica la teoría de la revolución molecular disipada.

La charla comenzó con una referencia al juego chino Go. Éste, de origen imperial y similar al ajedrez, consiste en el copamiento de territorios en un tablero rodeando al contrincante. Lo interesante del Go es que le permite a un jugador más fuerte jugar contra uno más débil y aún así encontrarse con un desafío. Al estilo Estado versus jóvenes, supongo.

Los objetivos estratégicos definidos para defender son el sector productivo, las fuerzas militares, las libertades, la FAMILIA (así con mayúscula), los valores y las creencias. Este país del Ubérrimo, que Álvaro y Carlos Enrique esperan recuperar para el 2022, se irá lanza en ristre contra lo que ellos denominan ideología de género; en plata blanca, esto significa discriminación y estigmatización para la población LGTBI. (Nunca he logrado explicarme cómo puede haber homosexuales uribistas.)

Como verán en las diapositivas, el uribismo se asignó las fichas blancas en el juego. ¿Cómo podrían ellos mancharse del negro fascista?

¿Qué necesitan? Dinero, más jugadores, estrategias, capital digital – la manera elegante de decir trolls, bodeguitas y fake news, concluyó – , litigio estratégico, asesores de élite – ¿neonazis chilenos?, me pregunto – , acción internacional, brigadas móviles y, eso sí, que los gremios colaboren con algo de lenguaje empático.

(Lea también: El audio de Gustavo Petro en Blu)

Al parecer, el uribismo quiere responder a la revolución molecular disipada – o lo que sea eso para ellos – con actuación molecular disipada: enfrentar el activismo judicial – van por la cortes, asumo – , educación sí pero NO ASÍ (así en mayúsculas) – para contar la historia a su manera, agregó, sin falsos positivos, sin El Aro, sin Monsalve – , ganar amigos en los medios – ¿para qué? me pregunto, si ya los tienen – , construir capital digital – para desinformar, eso es evidente -. Tan evidente es que hasta detallan “todos los familiares de las fuerzas armadas deben ser capital digital”. También quieren instrumentalizar a las comunidades religiosas para lo mismo.

Aspiran a convertirse en “sexy”, apropiándose de los lenguajes de los movimientos sociales. De ahí en adelante las palabras solidaridad, sostenible y dignidad en todas sus formas serán referentes del uribismo.

Las diapositivas más interesantes son las tituladas “Cómo va la partida”. Consideran que van perdiendo en Bogotá, Valle y el Pacífico y que ganan en casi todo el resto del país. Evalúan que por campos solo pierden en justicia – los procesos de Uribe hacen mella – , eficacia de la administración, medio ambiente y educación. Dada la crisis que vivimos, este análisis permitiría concluir que son gente con mucha autoestima. Digamos que se tienen mucha fe.

(Texto relacionado: Ceballos, con el agua al cuello; Cuba, reivindicada)

Por supuesto, no podía faltar la acusación a los manifestantes de vínculos con Rusia, Irán y Venezuela. Es más, no son manifestantes; son “organizaciones revolucionarias” que pretenden hacer negociar al gobierno para luego volver a protestar y mantener al país en permanente zozobra.

Termina el empresario y columnista Carlos Enrique Moreno con una caricatura del estilo Matador que pretende igualar la protesta social con la revolución molecular disipada. Está firmada por Retador.

Retadores sí son. Son un reto para la democracia. Si esto no es la extrema derecha, ¿la extrema derecha qué es?

(Le puede interesar: La Canciller Blum circula video que acusa a Petro de terrorismo)

*Laura Gil, politóloga e internacionalista, directora de La Línea del Medio, @lauraggils

8 COMENTARIOS

  1. Me da risa cómo corresponsales del extranjero, especialmente de España, dudan en calificar al uribismo de extrema derecha A parecer si no son islamófobos o xenófobos no caben en la categoría de extrema derecha de medios europeos y estadounidenses

  2. Muchas gracias Laura. Ahi estan plasmadas todas las manipulaciones y lenguaje usado para poner a los empresarios en contra de la protesta.

  3. Cada vez que los progres grandes burgueses petrochavistas como Laura Gil hablan con burla de la Revolución Molecular Disipada queda claro que sí la hay. El viaje de Petro a Cuba en plena pandemia, la ofensiva molecular del octubre rojo de 2019 en Chile, Ecuador, Bolivia y Colombia, la captura de cubanos en Bolivia y la expulsión del segundo de la embajada en esta de abril 2021 en Colombia. Que esperar de una defensora del robo del plebiscito (no es una demócrata) que esperar de alquilen que se llenó las alforjas con la pobreza de los haitianos quitando los dólares de la élite de Naciones Unidas que además de quedarse con los dólares del pan que nunca llegó, la que vive con la élite colombiana, pero nos quiere imponer la maldición de Petro, esas que imponen la agenda globalista de la izquierda radical que hoy se quiere convertir en una nueva inquisición con el apoyo de Naciones Unidas, irrespetando el derecho a educar a los hijos, el derecho a la vida y el derecho a hablar y escribir como queramos, pero sobre todo como lo díce la academia de la Lengua. La radical eres tu Laura, no toleras la diferencia, pero estas dispuesta hasta para robar plebiscitos si se oponen a tu modelo de pensamiento único globalista. Una prueba más que la agresión molecular sí existe.

  4. Qué cosa tan miedosa lo que han estado organizando. Se han robado todo para tener el poder económico y comprar con dinero todo lo que quieren incluyendo las personas y lo peor es que cuentan con tantos seguidores que ya les han lavado el cerebro.
    Todo es orquestado y cada uno repite lo que ya les inculcaron. Yo creo que esto lleva años en desarrollo.
    Es muy demoniaco.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here