David Camargo hace un llamado a los conservadores colombianos. ¿Es posible un Lincoln Project-Colombia?

Donald Trump ha logrado unir, como nunca antes, a Latinoamérica con los Estados Unidos.

La gestión personalista, orientada al lucro familiar, plagada de denuncias de corrupción, alianzas con fuerzas oscuras, incapaz de reconocer la decencia o no de una acción, mintiendo permanentemente frente a las cámaras, y pavoneándose de lo bien que hace todo, presentándose como el “mejor” gobierno del mundo y de la historia de los Estados Unidos, ha permitido que el pueblo estadounidense disfrute de las m(h)ieles que hemos vivido nosotros con nuestros propios presidentes.

Como respuesta, un grupo de ciudadanos de su propio partido ha decidido oponerse a su reelección, al considerar que la constitución y el sistema de la democracia está por encima de los intereses particulares de un partido. No apoyan una reforma de la Constitución (en Colombia ya van más de 52 reformas en menos de treinta años) a conveniencia de un gobierno, no apoyan el liderazgo de un partido guiado por intereses contra su pueblo (como César Gaviria votando por Duque) y no apoyan una maquinaria periodística dedicada exclusivamente a defender lo contrario a la razón y la ley (como la prensa de los empresarios defendiendo a Uribe).

El LincolnProject se ha organizado para mostrar la realidad de la forma más directa y clara posible, para que no queden dudas en el votante que se siente confundido sobre la realidad política. Y al hacerlo lo hace con contundencia: muestra cómo Trump ha construido una ‘iglesia’, la ‘MAGA Church’, erigiéndose como un profeta, un elegido, un salvador, con sus seguidores llorando (¿a quién se parece?); cómo desacredita a los que dicen la verdad, exhibiendo el caso de la inferencia extranjera en las elecciones (lo que es menos severo que la respuesta que reciben los defensores del medio ambiente en Colombia al ‘huevito’ de la locomotora minera y cómo FoxNews es una maquinaria dedicada a su servicio.

Son muchos los videos de altísima calidad orientados a formar opinión sin mentir pero empleando el mismo tono de la extrema derecha e izquierda para hundir a sus oponentes. Revelan cómo las políticas de Trump van en contra de sus votantes, cómo mueren las personas por sus errores en el manejo del Covid-19, cómo sus discursos carecen de sentido (para el caso colombiano la columna de Daniel Samper). También exhiben a los sátrapas que lo rodean: Tom Tillis, Martha McSally, entre otros, y construyen videos para apoyar a Joe Biden, aun cuando sea del partido demócrata y no crean que vaya a ser el mejor presidente.

La diferencia es que ellos saben que, cuando termine la oscura noche, existirá un aparato estatal en el que si Biden simplemente respeta a las cortes y la Constitución y hace su trabajo como presidente, las cosas no estarán peor que como están ahora.

The Lincoln Project – Colombia: ¿lo haremos posible?

*David Camargo, docente asociado Universidad Antonio Nariño, científico analista de datos, asesor en políticas públicas con doctorado en el área de reconstrucción centrado en consecuencias de la guerra sobre la propiedad de la tierra.

1 COMENTARIO

  1. En la descripción inicial de la columna, pensé que estaba describiendo el gobierno colombiano encabezado por Duque, pero luego entiendo que se refiere al estadounidense encabezado por Trump y que los estadounidenses también están probando de la misma m(h)iel que nos han hecho probar a nosotros desde hace… Incontables años.
    Los dirigentes del partido conservador saben escuchar o no tienen oídos?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here