Marchas, partidos políticos y sindicalismo ¿Qué está cambiando en Colombia?

1
395

About The Author

Ahora, y tal vez a partir del estallido social, está llamado a representar causas amplias que superen sus propias reivindicaciones y que los partidos por si solos resultan insuficientes.

Cientos de miles de personas han marchado por las calles de las principales ciudades en menos de 10 días. Lo que antes era, prácticamente, patrimonio exclusivo del sindicalismo y sectores de izquierda, se viene normalizando como una práctica de la expresión política colombiana.

Hace unos años, en la hegemonía uribista, tuve una intensa conversación con un líder sindical que ya había pasado por ser presidente y asesor de esas organizaciones. La conversación giraba en torno al papel del sindicalismo; yo le reclamaba mucho mayor compromiso con las transformaciones que requería la sociedad en su conjunto y no solamente con las reivindicaciones gremiales.

Ese líder sindical, me precisaba que, en su formación y experiencia, ese rol no debía ser asumido por la organización de los trabajadores, pues para eso se concibieron clásicamente los partidos políticos y que la agremiación sindical, no debía cruzar esa línea.

Pues bueno, el tiempo pasó, los procesos de recambio generacional al interior de esas organizaciones sindicales se fueron dando y hoy tenemos nuevos dirigentes presidiendo los sindicatos. Por ejemplo, Domingo Ayala presidente de la Federación Colombiana de Educadores- Fecode, uno de los sindicatos más reconocidos del país, y Fabio Arias que ahora preside la Central Unitaria de Trabajadores- CUT, cuya importancia es incuestionable.

En contexto, tenemos que, Colombia atraviesa por un periodo de transición democrática: el acuerdo de paz con las Farc, el estallido social y el primer gobierno alternativo en nuestra historia republicana. También estamos pasando de unos partidos políticos como intérpretes y mediadores de las voces ciudadanas, hacia el empoderamiento de las nuevas ciudadanías que reclaman nuevas formas de representación y participación política, lo que ha conllevado, por ejemplo, a la prevalencia de coaliciones de partidos, lo que se va a mantener en el futuro próximo.

Es aquí en donde el sindicalismo viene recuperando un papel protagónico en la realidad política nacional. Ahora, y tal vez a partir del estallido social, está llamado a representar causas amplias que superen sus propias reivindicaciones y que los partidos por si solos resultan insuficientes. Por eso, líderes sindicales como Nelson Alarcón, en su momento, o Fabio Arias, se destacan. Personas como ellos saben, por lo menos así lo dejan ver en sus intervenciones y entrevistas a medios, que sus causas históricas en favor del factor trabajo versus el capital siguen intactas y que les deben lealtad a las organizaciones a las que pertenecen. Sin embargo, saben también, que dependen de las condiciones sociales en general, para que sus causas sorteen mejores escenarios.

Ahora, se ve más a un sindicalismo comprometido con la realidad nacional, con las causas sociales y con el actual Gobierno de Gustavo Petro que, en su criterio, promueve una agenda de reformas sociales benéficas, de progreso y de democratización para Colombia. Por lo tanto, impulsan activamente esas reformas y llaman al dialogo y a la concertación nacional con vocación constructiva. Son los nuevos dirigentes sindicales, y el nuevo sindicalismo en general, por su formación, por sus aprendizajes y por su organización, los que podrán convertirse en uno de los faros que guie el actual periodo de transición democrática que experimenta nuestro país, de manera institucional, pacífica y propositiva.

Otro faro podrían ser los nuevos partidos políticos, pero eso amerita otras reflexiones.

*Diego Hernán Garzón. Analista Político. Politólogo, Especialista en análisis de políticas públicas.

Autor

1 COMENTARIO

  1. No olvidar que el nombramiento de Edwin Palma Egea en la junta directiva de Ecopetrol es un hito histórico en la lucha de los movimientos sindicales como la USO, incluso suena para llegar a ser presidente de Ecopetrol, excelente artículo Dieguito 👏🏻👏🏻👏🏻

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.