María Ce Mosquera resurge de las cenizas de Machuca

0
261

WP Post Author

A pesar de la muerte y el olvido, María Cecilia Mosquera resurge de las cenizas y busca sacar a su gente adelante con su candidatura a las curules de paz.

(Lea también: Sin cuenta no me cuentan)

Candidata a una de las curules por la Circunscripción Especial para la Paz por Antioquia, sobreviviente de la tragedia de Machuca en la cual la guerrilla del ELN voló un oleoducto en octubre de 1998, en la que además perdió a sus tres hijos y a su esposo, marcada por las cicatrices de las quemaduras, María Cecilia Mosquera lucha incansablemente por su comunidad. Al vivir en un contexto tan vulnerable, ella busca que su territorio tenga una “mayor participación democrática, constructiva y desarrolladora”.

Nació en el departamento del Chocó; posteriormente, vivió en Medellín con su familia. Menciona que viene de un “ambiente hogareño, humilde, con pocas oportunidades y sostenido con pocos recursos por sus padres”, un lugar donde las carencias económicas eran el pan de cada día. Sin embargo, destaca el ejemplo de sus padres para sostener a sus hijos y la capacidad de resiliencia de sus hermanos ante las dificultades de la vida.

Con el tiempo, María Ce fue a parar al corregimiento de Machuca en el municipio de Segovia, Antioquía. Allí vivió con sus tres hijos y con su esposo, hasta que su vida cambió un 18 de octubre de 1998 a la medianoche. La explosión del oleoducto generó un incendio de gran magnitud en la zona habitada del corregimiento. Los gritos de horror de las víctimas y las casas quemándose producían el ruido de fondo que recuerda de aquella noche. Sus hijos –  dos mujeres y un hombre – y su esposo perecieron en aquella tragedia. María Ce quiso salvarlos, pero la magnitud de las llamas era tan grande que terminó con quemaduras en el 90% de su cuerpo.

El dolor de su pérdida fue tanto que María Ce guardó silencio por algunos años. Las heridas que tenía en su alma eran más profundas que las de su cuerpo; se había quedado sola. Fue su fe la que hizo que resurgiera de las cenizas; en medio de su soledad, asistía al a iglesia y hablaba con Cristo, ya que era el único que escuchaba sus penas. Se define a sí misma como creyente en un Dios poderoso, restaurador y perdonador.

(Texto relacionado: La educación cae a pedazos)

María Ce es un rostro visible de aquella tragedia. En el corregimiento, conocen su historia y sus habitantes son apoyo para ella. Ha dedicado su vida al trabajo comunitario haciendo parte de grupos como la Junta de Acción Comunal, los Concejos Comunitarios Afrocolombianos del corregimiento Fraguas Machuca y el proyecto Unidos por Fragua. Es catequista con grupos de niños en la parroquia de su territorio y ha trabajado también en brigadas de salud y es representante de víctimas, pueblos étnicos, campesinos, organizaciones de mujeres y organizaciones sociales.

Hoy es candidata por la Circunscripción 3 a una de las curules de paz; estas curules fueron creadas gracias al Acuerdo de Paz y buscan darles un lugar en la Cámara de Representantes a las víctimas del conflicto armado con el fin de que las zonas más afectadas tengan una representación política y participativa que ofrezca una reparación integral, garantías de no repetición y fortalecimiento del tejido social.  María Ce aspira a una de esas curules porque busca desarrollar procesos de paz y reconciliación, generar proyectos autosostenibles que mejoren la economía local y, por supuesto, mejorar la calidad de vida de niños y jóvenes, quienes actualmente ni siquiera pueden asistir con seguridad a sus clases, pues su escuela se encuentra cayéndose a pedazos (Ver La educación cae a pedazos)

María Ce le apunta al fortalecimiento del tejido humano, la construcción de canales de diálogo y el mejoramiento de oportunidades para jóvenes, adultos mayores y madres cabezas de familia para ganar la curul en la Cámara de Paz. Dice que, aunque el camino es pedregoso y ha pasado mucho tiempo inmersa entre la muerte y el olvido, resurge de las cenizas y se llena de esperanza, amor y lucha para sacar a su gente adelante.

(Le puede interesar:Rodolfo Hernández, un personaje de Outlander)

*Alejandra Rodríguez Camelo. Comunicadora social – periodista. @Alee1897

Autor

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here