Ministerio de la Mujer: certera propuesta de Fajardo

0
595
Ministerio de la Mujer, certera propuesta de Fajardo

WP Post Author

Debemos celebrar y acoger la propuesta de Sergio Fajardo: crear el Ministerio de la Mujer con el propósito de liderar, al más alto nivel, la reducción de las desigualdades contra las mujeres.

Ministerio de la Mujer, certera propuesta de Fajardo

(Lea también: Balance de la pandemia: ricos más ricos y pobres más pobres)

Más de mil millones. Tal es el número de mujeres a las que sus parejas han amenazado, pegado, gritado o violado en el mundo. Abrumadora denuncia del estudio publicado por THE LANCET, el más completo realizado hasta ahora a escala global. En Colombia, 115 casos de mujeres violentadas por día, 12% de brecha salarial y apenas 11% de cargos de elección popular ocupados por mujeres.

La violencia de pareja afecta al 27% de la población femenina mundial entre 15 y 49 años. Una de cada siete mujeres ha padecido alguna de las formas de esa violencia durante el último año. Verdaderamente, la violencia de pareja en sus órdenes físico, sexual o emocional es un asunto de gran magnitud en la vida social, penosamente acentuado durante la pandemia. A medida que avanzan las investigaciones y se incorporan más elementos en las políticas públicas, se identifican factores de riesgo en la violencia de pareja. Entre los que The Lancet menciona, vale destacar el número de hijos, la edad de la mujer, los antecedentes familiares, el empoderamiento de la mujer, la educación y la ocupación de la pareja, el consumo de alcohol o drogas, la poligamia, la afiliación religiosa, el espacio de residencia (rural – urbano) y la riqueza material familiar.

Las aplicaciones estadísticas deben incluir diferencias en la conformación de los estadígrafos bajo consideraciones de validez e incidencia de las variables y factores en distintos países y/o regiones. En el caso de la revista en comento, se han utilizado árboles de decisión y algoritmos de clasificación para lograr mayor pertinencia de las categorías y sus intersecciones en los planos sociales, económicos, culturales y demográficos.

En el espacio del desarrollo científico, la revista es reconocida por su rigor y responsabilidad. En este caso, la publicación honra su nombre, al hurgar sobre la problemática de género en una de sus expresiones más críticas y dolorosas. La violencia de género tiene consecuencias que afectan a las mujeres, los niños, las comunidades y a vida socio económica. Está considerada como un gran obstáculo en el respeto de los derechos humanos y en el camino de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

(Texto relacionado: Turquía: Interés, ¿Cuánto Valés?)

En el caso de Colombia donde los feminicidios ocurren con exasperante frecuencia y las manifestaciones de violencia de pareja tienen alto predominio en el análisis internacional comparado, pese a los avances de la mujer en los planos económico, educativo, social y empresarial, y sin desconocer sucesivas políticas, desarrollos legislativos y logros institucionales en la dimensión territorial, los esfuerzos han sido insuficientes.

Son variadas las desigualdades y las formas opresivas. La reproducción en adolescencia, el trabajo infantil, la inequitativa distribución de las tareas domésticas y de cuidado y el predominio de manifestaciones culturales subordinantes configuran un escenario que debe cambiar. Por ello el país requiere una institucionalidad fuerte, visible, que coordine la atención de las diferentes formas de desigualdad presentes en todas las esferas y agrupamientos sociales.

Por eso, debemos celebrar y acoger la propuesta de Sergio Fajardo: crear el Ministerio de la Mujer con el propósito de liderar, al más alto nivel, la materialización del gran objetivo político, cual es hacer de la reducción de las desigualdades contra las mujeres, una prioridad transversal de todo el gobierno.

Un ministerio con peso específico dentro del gabinete, con capacidad para promover los derechos de las mujeres por encima de la carga de prejuicios y para representarlas a todas ellas en esta nación diversa como la que más. Un ministerio que asegure la presencia femenina para consolidar los acuerdos y el proceso de paz, que favorezca la participación de las mujeres, su autonomía económica y su fecunda fuerza emprendedora.

Felicitaciones al equipo programático de Fajardo en el tema de género y al líder de la Esperanza por este planteamiento que, lejos de significar un elemental diseño burocrático, representa una visión de alta correlación con el futuro, con el sentido de la historia.

(Le puede interesar: La cancillería 2022 y la política exterior)

*Juan Alfredo Pinto, escritor, economista, @juanalfredopin1

Autor

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here