#LaHuelladelosLíderes

A un líder social que fue asesinado en el Putumayo, le encontraron un ejemplar del Acuerdo de Paz en la mochila que llevaba consigo el día que lo ultimaron. 

La paz es fundamentalmente la garantía del ejercicio de los derechos humanos, el primero de ellos, el derecho a la vida. Por esa razón, el punto 2 del Acuerdo de Paz se ocupó de las medidas de seguridad para el ejercicio de la política, entendiendo por ésta no solamente la electoral sino también el ejercicio de liderazgos para garantizar los derechos de los ciudadanos, especialmente de aquellos que residen en las zonas que, durante décadas, han sido afectadas por el conflicto armado.

Desafortunadamente, la implementación de esas medidas ha brillado por su ausencia no obstante que algunas de ellas quedaron incorporadas a nuestro ordenamiento jurídico desde los años 2017 y 2018. El decreto 660 de 2018 establece un modelo de protección para las comunidades en riesgo, cuya principal bondad es que las mismas comunidades participan del diseño de las medidas para brindarles seguridad y, dicho sea de paso, que conciba la seguridad desde una perspectiva integral. Este decreto no ha sido aplicado. 

Michel Forst, Relator de Naciones Unidas, sostuvo en febrero de este año que Colombia es uno de los países más peligrosos del mundo para la defensa de los derechos humanos. Las cifras solas no muestran la tragedia humana que hay detrás de cada caso. Por eso un grupo de columnistas, hemos querido recuperar los rostros y las vidas de algunos líderes asesinados y quiero contar la historia de tres de ellos.

Reinaldo Carrillo Vera tenía 38 años; era líder campesino y miembro del comité de paz de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos de Colombia ANUC. Además, acompañaba a un grupo de familias en el proceso de asignación de tierras por parte del gobierno. Fue asesinado en el barrio los Pinos de Pitalito.

Erley Monroy Fierro fue un líder campesino de San Vicente del Caguán. Era el director de la asociación campesina y ambiental de Losada y Guayabero, ASCAL G, desde donde gestionó proyectos productivos.

Jimmy Humberto Medina fue asesinado el 3 de octubre pasado mientras se dirigía al lugar donde estaba realizando labores de mejoramiento de la vía que comunica a Puerto Viejo con Cachicamo en San José del Guaviare, junto con la comunidad.

A un líder social que fue asesinado en el Putumayo, le encontraron un ejemplar del Acuerdo de Paz en la mochila que llevaba consigo el día que lo ultimaron. 

Todos ellos se fueron de este mundo esperando que el Acuerdo de Paz se implementara en su integridad.

Sin duda, de haber llevado a los territorios las medidas del Acuerdo de Paz, en especial aquellas consignadas en el punto 2 para la seguridad en el ejercicio de la política, muchos de estos líderes asesinados estarían hoy con vida y trabajando por sus comunidades.   

*Guillermo Rivera, ex ministro del interior, ex representante a la Cámara. @riveraguillermo

1 COMENTARIO

  1. Mientras exista un gobierno narco. terrorista paramilitar y corrupto no hay lider social en DH, que lo resista, por eso hay que reformar los tres poderes del Estado, mediante la proclamación de una Constitución Política de forma urjente

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here