Ocho razones para ser candidata

0
277

Este texto fue preparado por Isabel Londoño y María Carolina Argüello.

Las mujeres requieren ser “invitadas” a participar en un proceso de elección, porque culturalmente esta posibilidad, todavía no está afincada ni en la conciencia individual de cada mujer, ni en la colectiva de la sociedad.

Las mujeres rara vez consideran el ejercicio de un cargo al que se accede por elección popular como una opción de vida. De hecho, ni siquiera consideran cargos a los que se accede por elección, así no sea popular, como es el caso de presidente de algún gremio, sindicato, asociación profesional o entidades similares. 

En general, las mujeres requieren ser “invitadas” a participar en un proceso de elección, porque culturalmente esta posibilidad, de ser candidatas, todavía no está afincada ni en la conciencia individual de cada mujer, ni en la colectiva de la sociedad. 

Participar en una elección siempre tiene riesgos y las mujeres tienden a focalizarse en ellos, más que concentrarse en las perspectivas y oportunidades que genera ser candidata a una elección, independientemente de cuáles sean los resultados de la misma. 

Por eso, es bueno recorrer todos los beneficios que puede llegar a tener ser candidata a un cargo de elección popular. Vamos a concentrarnos aquí en los beneficios, independientemente de los resultados obtenidos en la elección, ya que los beneficios de ser elegida dependerán del cargo al que se aspira y los consideremos en otra conversación. 

  1. Correr el riesgo de ser elegida

El primer beneficio de ser candidata a un cargo de elección popular es que creas la real y efectiva posibilidad de ser elegida. Es poco probable que logres el cargo sin ser candidata y, simplemente, pensando acerca de algo no te acercas de ninguna forma concreta a esa meta. 

(Lea también: Los partidos políticos, de cabeza de león a cola de ratón)

  • Experimentar verdaderamente “estar en campaña” 

Siendo militante de un partido/movimiento político o voluntaria de una campaña de otra persona se aprenden ciertas cosas sobre el ejercicio de hacer política. Pero es sólo siendo candidata que logras realmente experimentar lo que es planear, ejecutar, registrar y evaluar una campaña política. Este aprendizaje es útil para próximas campañas tuyas y también para aconsejar, aportar o trabajar en las campañas de otras personas. Una limitante que tienen la mayoría de las consultoras políticas y asesoras de campañas es que ellas jamás han sido candidatas y hay situaciones que se viven en campaña que no pueden siquiera imaginar. 

  • Aprender a hacer campaña para futuras ocasiones

Es mejor aprender a hacer campaña en una elección con la cual no estás totalmente ilusionada, es decir, en aquella en la que perder no es algo muy grave. Por eso es importante participar en la campaña de otra persona antes de realizar la campaña que quieres realmente ganar. Solo se aprende a hacer campaña y se le pierde el miedo a las diferentes etapas del proceso, cuando una lo hace. 

  • Aprender a financiar tu propia campaña 

Pedir dinero para financiar una campaña es un acto que requiere muchas competencias: haber armado una red de contactos útil para este fin, saberse presentar y vender como candidata, ser persistente en la solicitud, rendir cuentas, construir relaciones con donantes, manejar el rechazo y tener resiliencia, entre muchas otras. Una solo sabe cuánto dinero puede recoger cuando lo intenta y, por tanto, puede no parecerte obvio que en la segunda campaña vas a conseguir más recursos que en la primera, así hayas perdido. ¿Por qué? Porque las personas financiadoras verán en ti persistencia, las ganas de seguir intentándolo y eso regularmente es premiado con más fondos. 

(Texto relacionado: El género en el Polo Democrático, de la mula al Concorde)

  • Tener reconocimiento en el partido/movimiento, en el mundo político y generar oportunidades allí

Las personas que son candidatas son más cercanas y mejor reconocidas por el partido/movimiento que aquellas que son simplemente militantes. Esas personas son consideradas para cargos públicos, juntas directivas, oportunidades académicas y otras posibilidades con mucha más frecuencia que aquellas que no han sido candidatas. Adicionalmente, son consideradas para volver a ser candidatas, con mucha más posibilidad de entrar en las listas y de ocupar un mejor lugar en ellas. 

  • Construir una carrera pública más consistente

Aquellas personas que tienen vocación por lo público, quieren mostrar en su hoja de vida que ese compromiso es amplio y que incluye también la política electoral, que es un elemento muy significativo e importante del servicio público. Haber sido candidata a un cargo de elección popular te da respetabilidad y credenciales en el sector público, independiente de los resultados que hayas obtenido. 

  • Aprender a perder

Hacer campaña no significa solamente ganar. También y en muchos casos, de hecho, en los más, significa perder. Es importante perder para aprender que perder no es una tragedia. Se supera y, contrario de lo que muchas personas piensan, perdiendo en una campaña a veces ganas mucha credibilidad y admiración porque no todo el mundo se le mide y porque quienes conocen de este tema saben que cada voto es difícil de ganar y ha requerido mucho trabajo. Se puede perder muy cerca de la meta o muy lejos de ella y cómo pierdas también tiene consecuencias interesantes para el futuro. 

(Le puede interesar: Felipe: pasos)

  • Construir nuevas relaciones personales, políticas y profesionales 

Durante una campaña, se construyen muchas relaciones nuevas. Eso es importante para el futuro. A tu red de contactos entrarán electoras y electores, otras personas candidatas de tu partido/movimiento y de otros partidos/movimientos, gente de las directivas y administración de tu partido/movimiento y militantes, periodistas [email protected], empresarios y mucha gente más. Tienes la posibilidad de mantener todos esos contactos en tu vida. 

Si conoces otro beneficio que nosotras no mencionamos, por favor escríbenos a [email protected], para complementar este artículo. 

Si has considerado alguna vez ser candidata a un cargo de elección popular, éste es el momento. Explóralo. En Politikonas, estamos apoyando a mujeres de todas las corrientes, partidos y movimientos políticos a considerar seriamente ser candidatas al Congreso, a aprender muchas cosas valiosas para su campaña y a construir relaciones con personas que las apoyarán en todo el camino. 

*Isabel Londoño Polo, Ed.D, activista feminista, coach política, columnista, escritora.

Isabel Londoño Polo


*María Carolina Argüello, economista, magíster en economía, investigadora y especialista en educación superior.

María Carolina Argüello

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here