Esta semana conocimos el crimen de un grupo de militares del Ejército Nacional, quienes en el corregimiento de Santa Cecilia, del municipio de Pueblo Rico, Risaralda violaron a una niña de 12 años de edad. La menor, atrapada entre siete militares, pertenece al pueblo Embera Katio en Risaralda.

Las reacciones no se hicieron esperar ante la indignación e impotencia de los colombianos. El ejército, un cuerpo armado del Estado que debería brindar confianza, no inspira sentimientos de honor o de patria. A pesar de que los militares aceptaron los cargos, sorprenden pronunciamientos de personas que ostentan altas dignidades como la congresista María Fernanda Cabal, quien se pronunció diciendo:

“…Mucho cuidado con esto @mindefensa que no sea un falso positivo como ha sucedido antes” 24-06-2020

Un mensaje que muestra el menosprecio y la actitud visceral desencadenada por sus entrañas. Una frase como ésta es una invitación a la agresión y a la revictimización de la menor de edad. 

Los privilegios o inclusive los títulos de universidades prestigiosas no significan nada. Existen personas que no logran sentir y, en su mente, solo habita el discurso del odio.

No obstante, esto no bastó para incendiar las redes sociales, porque continúo escribiendo y, el día 25 de junio de 2020, trinó:

“…Me resbala de verdad lo que piensen los petristas iletrados o @GustavoBolivar respecto a lo que dije, no se sabía si era cierto porque saben que esas niñas indígenas son provocadoras de militares, mejor busquen oficio mamertos estratos bajos”

El horror completamente desatado … porque nadie puede entender racionalmente este trino repugnante, culpando a la niña de su violación y protegiendo a los autores del delito.. No se cuestiona la militancia de la senadora, sino su indolencia como ser humano.

Ésta no es la primera vez que los indígenas sufren la estigmatización, la humillación y el menosprecio. No podemos acostumbrarnos a las frases racistas y xenófobas expulsadas por quienes no reconocen sus orígenes. Aquí algunas expresiones que permiten conocer el corazón de estos funcionarios y/o servidores públicos que deberían trabajar para los territorios indígenas y no intentar desaparecerlos.

 “Propongo un referendo o una consulta para que el departamento del Cauca se divida en dos. Un departamento indígena y otro para los mestizos”. Paloma Valencia, Congresista 16-03-2015

“Mis indígenas, presidente, no son como los de la Minga. Aquí son aterrizados, inteligentes y preparados” Magdalena Rosa Cotes – Gobernadora del Magdalena. 06-04-2019

“Porque ellos nunca van a cambiar y van a ser miserables toda su vida” y sigue: “Yo ya odio a esos hp (…) a veces pienso, qué mamera tener que hacer un contrato para esos manes” Alejandro Plata Peña – Asesor de MinTic. 21-05-2020

Las frases y ataques constantes que sufren los indígenas son producto de la ignorancia de aquellos que creen que están en la esfera desarrollada y que quienes no residen en una ciudad con todas las comodidades no tienen el derecho a vivir. Olvidan que sus ancestros fueron campesinos que labraban y cuidaban la tierra, algo que hacen los indígenas para que uno de los recursos más preciados como es el agua sea fuente de vida para todos. ¡Reflexionemos!

*Sandra Castillo, abogada, @sandra_doly

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here