El salario mínimo real no crece al ritmo de la economía. ¿A dónde se va la diferencia?

El problema estructural económico de nuestra sociedad es la relación que tenemos con el papel moneda. Más allá de la desigualdad en la construcción de imaginarios de élite para su representación, olvidando por completo a los colectivos, el valor simbólico del papel moneda se construye hoy en día como una expectativa, como el escenario en el que nuestras vidas han de realizarse: nos volvemos lo que tenemos.

Este ánimo de posesión y esta reducción que hacemos en nuestras mentes de la economía a lo monetario existe por una nula educación económica y financiera en Colombia.

La cifra de 86.500% de inflación acumulada en estos cincuenta últimos años ¿es significativa, es importante? Si vemos el valor del PIB per cápita año a año, la relación entre el tamaño de la población y la economía, encontramos que nuestra economía frente al mundo ha sido y es muy pequeña.

Fuente: Banco Mundial

El gráfico también permite concluir que, mientras la tendencia de crecimiento de población en Colombia baja frente al mundo – 35 nacidos vivos por cada 1000 habitantes vs. 32 del mundo para 1971 y 15 vs. 18 para 2018 – , la economía no transmite esa diferencia.

Si comparamos los casos de China, Corea e India con Colombia, tenemos que, para el año 1971, el PIB en dólares de 2010 de Colombia era el más alto – US$2.879 – y le seguían Corea con US$1.793, India con US$396 y China con US$228. Hoy en día, el PIB más alto lo tiene Corea con US$28.605  – creció 16 veces -, luego China US$8.254 – creció 36 veces -, Colombia US$7.842 – creció 2,7 veces -, e India US$2.169 – creció 5,5 veces -.

Fuente: Banco Mundial

Nos preguntábamos en una columna anterior por el salario mínimo del obrero colombiano – los $115 pesos de 1971 que equivaldrían a un salario mínimo hoy de $451.304 -. Si el salario real hoy es prácticamente el doble del de 1971, significa eso que ¿la productividad se ha duplicado? o ¿la capacidad adquisitiva de bienes de la moneda se ha reducido a la mitad? o ¿se han duplicado las necesidades del trabajador?

Ninguna de ellas es la respuesta. En realidad, eso refleja que el pobre esfuerzo colectivo, comparado con los países mencionados, como sociedad en términos del crecimiento económico, ni siquiera se ha transmitido al salario del trabajador – $877.803 es 1,9 veces el salario de 1971 mientras el crecimiento de la economía para cada ciudadano en el periodo fue 2,7 -.

Los ejemplos de las democracias de Corea e India y de la dictadura de partido único de China muestran que, en economía, no es el modelo político el que importa, sino la claridad de los acuerdos sociales para mejorar la productividad, reducir los costos de vida y satisfacer las necesidades de todos, con un modelo que reduzca las desigualdades no solo en lo simbólico sino en lo material.

Si se preguntan dónde está ese salario mínimo adicional que no se suma (2,7 – 1,9 = 0,8), pregunten por la corrupción en la Contaduría General de la Nación, el verdadero organismo creado por los constituyentes para proteger nuestro patrimonio que, sistemáticamente, todos los gobiernos han buscado debilitar.

*David Camargo, docente asociado Universidad Antonio Nariño, científico analista de datos, asesor en políticas públicas con doctorado en el área de reconstrucción centrado en consecuencias de la guerra sobre la propiedad de la tierra.

1 COMENTARIO

  1. La contraloría no ejerce el control que debe. Es otro ente que ha sido fortín político para el gobierno de turno(Uribe y sus respectivas encarnaciones), que el interés que tienen es aprovechar su cuarto de hora y gobernar para intereses particulares menos para el pueblo que los elige. En la corrupción se queda esa diferencia y mucho más. Pero el actual gobernante dirá de qué me hablas viejo?.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here