El caso de Valle del Guamuez

“En un momento en que los mecanismos de participación en Colombia no gozan del mejor estado de salud, vale la pena resaltar dos de  los logros del PDET en Valle del Guamuez, Putumayo.”

Los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) y la acción colectiva generada por ellos en 170 municipios del país son consecuencia directa del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto  y la Construcción de una Paz Estable y Duradera  que el Gobierno Nacional suscribió con el entonces grupo armado FARC-EP el 24 de noviembre de 2016. El decreto 000893 del 28 de Mayo de 2017 creó dichos programas. En los requisitos materiales de validez constitucional, el decreto dice “…la Reforma Rural Integral (RRI) es de aplicación universal y su ejecución prioriza los territorios más afectados por el conflicto, la miseria y el abandono… los PDET son instrumentos de reconciliación en el que todos sus actores trabajan  en la construcción del bien supremo de la paz, derecho y deber de obligatorio cumplimiento”.

El Valle del Guamuez es un Municipio del Departamento del Putumayo -Bajo Putumayo-  en el que 52.454 habitantes –incluidas las 15.000 víctimas- realizan  distintas actividades  en sociedad. Su población  está distribuida en 87 veredas,  6 inspecciones de policía y 23 barrios en su cabecera municipal como puede leerse en su Plan de Desarrollo.

El Artículo primero del decreto 000893 de 2017 creó los PDET como un instrumento de planificación y gestión que se formulan una sola vez con vigencia de diez años  y tienen como finalidad la transformación estructural del campo y el ámbito rural; a su vez, designa a la Agencia de Renovación del Territorio (ART) para que  coordine la construcción de planes de acción concretos  para atender las necesidades de los habitantes del campo, de acuerdo con el enfoque territorial acordado entre todos.

En junio del 2009, el Estado colombiano se comprometió  mediante la firma de la Carta Iberoamericana de Participación Ciudadana a promover la participación ciudadana en la gestión pública…con el propósito de estimular la democracia participativa y la inclusión social. Además, tenemos por lo menos 28 instancias formales de participación ciudadana en el nivel local reglamentadas por normas nacionales. La Ley 1448 de 2011  involucra a la sociedad civil y la empresa privada en la consecución de la reconciliación nacional y la materialización de los derechos de las víctimas a través de un eficiente mecanismo de participación  e integración nacional (artículo 192). En lo que respecta al Valle del Guamuez un municipio que ha sido afectado por el conflicto armado, los cultivos ilícitos, las fumigaciones, la presencia de empresas mineras  y un alto desplazamiento de campesinos a las zonas urbanas, la ART, bajo la coordinación de la gestora municipal Ana Milena Moncayo, inició un proceso de acción colectiva que terminó priorizando 476 iniciativas producto de una metodología de ordenamiento participativo.

En este momento en el que la incapacidad de procesar demandas y conflictos han ido aumentando los desajustes e insatisfacciones en los territorios y que los mecanismos de participación en Colombia no gozan del mejor estado de salud, vale la pena resaltar dos de  los logros de este  nuevo ejercicio de participación, sin desconocer que gran parte de su implementación depende de la voluntad política de quien llegue a la Alcaldía del Municipio en las próximas elecciones y de las alianzas que logre con el sector privado.

Un primer aspecto tiene que ver con hacer evidente la necesidad de elaborar un  Plan Básico de Ordenamiento Territorial (PBOT) que sirva de sustento y desarrollo tecnológico de los PDET en el que el mundo rural, el mundo urbano y el mundo natural construyan una sola territorialidad. La división en nueve núcleos veredales y los planes de acción para la transformación regional (PATR) derivados de los PDET implican una regionalización del municipio para su planificación; anuncian la posibilidad de reconocer que el país está en la práctica organizado en regiones y puede ser conveniente centrar la atención en los artículos 306 y 307 de la Constitución, que describen el proceso de conformación de regiones como una posibilidad de ordenamiento territorial a escala humana.

Parque de La Hormiga

Por otra parte, la división del municipio en nueve núcleos veredales creó escenarios propicios  para la reconciliación y la convivencia para consensos y disensos. En el ámbito rural,  por primera vez la política amplió su campo de actuación dando lugar a dos efectos fundamentales: canalizar 476 demandas sobre temas tan diversos a través de instrumentos no tradicionales, así como mayor oportunidad y motivación para participar en un ámbito de toma de decisiones colectivas de importancia y relevancia creciente para Juntas de Acción Comunal, indígenas, negros y colonos que pueblan el municipio.

En últimas, este  ejercicio de participación orientado por la ART para la construcción de los PDET mostró que existe la posibilidad de  construir una vida colectiva distinta, que no esté basada en la violencia, que haga real el proverbio: “las necesidades materiales del otro son mis necesidades espirituales”.

1 COMENTARIO

  1. No solo esto depende del gobernante municipal de turno, sino de la entidad de Restitucion de tierras y agencia de tierras

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here