Petro en el próximo gobierno

1
447

WP Post Author

Necesitamos alguien que una, que tenga la capacidad de negociar, que le dé un rumbo distinto al país y reforme lo que haya que reformar.

(Lea también: El Fedegan de la Nacional: una historia de acoso sexual)

En los debates que se han hecho hasta el momento todos los candidatos dicen ser los únicos que le pueden ganarle a Gustavo Petro. Incluso Fajardo redirigió la comunicación de su campaña luego de las consultas precisamente para dar ese mensaje. Todos están seguros de que Petro va a pasar a segunda vuelta; nadie cree que la primera vuelta sea definitiva. La razón de esto es que, como lo demostraron las consultas, el señor Gustavo Petro representa a casi la mitad de las y los votantes colombianos.

En cifras, el Pacto Histórico consiguió casi el 50% de los votos totales de las consultas y sólo Petro casi el 40%. Estos resultados en buena medida se reflejaron en el congreso, con un proceso de escrutinio que ha sido un total desorden y por el cual el Registrador debería renunciar. Ninguna corriente política tuvo unas mayorías claras.

Es cierto que la izquierda creció, pero también es cierto que la derecha mantiene una fuerte presencia. El panorama parece ser el siguiente: por un lado, si gana Petro, a menos que consiga el apoyo de la institucionalidad liberal – que parece ya imposible -, no va a poder legislar sus reformas. Será un presidente que, así como en su alcaldía, tendrá las manos atadas. Es posible que su estrategia de gobierno sea la misma que ha usado para hacer oposición, esto es motivar a la gente para que salga a las calles y así presionar al congreso, pero es difícil que esto funcione, pues, en últimas, la ciudadanía no es la que legisla.

(Texto relacionado: Renta básica para la salud mental)

Por otro lado, si no gana Petro, independientemente de quién sea el ganador, el nuevo presidente tampoco va a tener mayorías. Quizás la corriente que más se acerca a mayoría es la derecha, pero incluso ellos necesitan del liberalismo. Además, hay otro problema que se le suma a este hipotético nuevo presidente: va a tener a Petro otra vez de opositor, dirigiendo su amplia bancada y motivando la protesta social. Esto parece indicar que la estrategia de atacar a Petro puede ser fructífera en épocas electorales, pero a la hora de gobernar tal vez no.

En esta medida, es de esperarse un problema de gobernabilidad, o al menos serios inconvenientes para legislar el programa del próximo gobierno. Ahora la atención está en las elecciones, éste precisamente es el momento indicado para pensar en quién podría realmente sacar adelante una agenda fructífera para el país. En definitiva, necesitamos alguien que una, que tenga la capacidad de negociar, que le dé un rumbo distinto al país y reforme lo que haya que reformar. Pero también necesitamos alguien que, a la vez que hace lo anterior, escuche a Petro, pues nos guste o no, tiene un mandato que no se puede desconocer.

(Le puede interesar: ¿Y si seguimos en crisis?)

*Camilo Andrés Delgado Gómez, estudiante de ciencia política, Universidad Nacional de Colombia/sede Bogotá, @CamiloADelgadoG

Autor

1 COMENTARIO

  1. En este momento no hay unión posible, esa oportunidad se perdió con el gobierno de Duque, no es Petro, es la realidad social del país la que no da más, la posibilidad de una victoria de Petro es lo único que está conteniendo una explosión social y una escalada de violencia en el país… mientras el hambre sea una realidad el consenso va a ser imposible.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here