Declaración de defendamos la paz

En la antesala de las movilizaciones  que tendrán lugar este 21 de noviembre, una serie de declaraciones y decisiones oficiales han ido configurando un contexto en el que se desconocen garantías esenciales para que la ciudadanía ejerza su derecho constitucional a manifestarse públicamente en forma pacífica.

Entre esta clase de actuaciones figuran: i) declaraciones de funcionarios o de voceros del partido de gobierno en las que se pone en tela de juicio la legitimidad de las causas y los promotores de la movilización; ii) el hecho de que grupos de ciudadanos anuncien que se atribuyen funciones de control del orden público sin que eso motive ninguna reacción por parte de las autoridades; iii) la realización, entre ayer y hoy, de al menos 33 “allanamientos preventivos” en Bogotá, Medellín y Cali, en sitios de residencia o trabajo de personas reconocidas por su activismo social y de derechos humanos; iv) la puesta en marcha de medidas como la militarización de las ciudades y el cierre de fronteras; v) la expedición del decreto 2087 de noviembre de 2019 en el que el Gobierno llama a los alcaldes municipales y distritales a tomar medidas como decretar el toque de queda y requerir la intervención de las fuerzas armadas, entre otras.

Defendamos la Paz rechaza toda clase de medidas arbitrarias que impidan el ejercicio democrático de la participación de la ciudadanía en la vida pública. El  presidente, Iván Duque Márquez, está en mora de explicarle al país qué hechos concretos han motivado estas actuaciones, y qué persigue el Gobierno con las mismas .

Invitamos a la ciudadanía a marchar este 21 de noviembre en defensa del Acuerdo de Paz, para que con diligencia y compromiso el Estado lo implemente, así como garantice la protección para los líderes y las lideresas sociales y el estricto apego a los derechos humanos y el derecho humanitario en la política de seguridad. Los menores del bombardeo del Caquetá están en nuestros recuerdos.

Esperamos que esta jornada se convierta en un punto de partida para lograr por medio del diálogo acuerdos mínimos que le permitan a nuestra sociedad avanzar en la defensa de la dignidad humana, los derechos sociales y la democracia.

Mañana rechazaremos todas las formas de violencia. Llamamos a expresar pacíficamente nuestros anhelos por un país en paz.

20 de noviembre de 2019.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here