Estas elecciones son mucho más interesantes por lo que revelan de la evolución de las tendencias políticas en el continente europeo que por la composición del parlamento en sí, y eso puede indicarnos cosas importantes para Colombia.

Las elecciones del Parlamento Europeo del 26 de mayo de 2019 han suscitado un interés limitado en Colombia. El viejo continente aparece bien lejano de nuestras preocupaciones y un órgano como el Parlamento Europeo, cuyo papel institucional sigue siendo limitado en el sistema de gobierno de la Unión Europea, no tiene por qué ser objeto de mucha atención entre nosotros. Sin embargo, estas elecciones son mucho más interesantes por lo que revelan de la evolución de las tendencias políticas en el continente europeo que por la composición del parlamento en sí, y eso puede indicarnos cosas importantes para Colombia.

Hemicycle at the European Parliament building Louise Weiss in Strasbourg

Las elecciones europeas son un magnífico barómetro de la política europea para los analistas, en la medida en que consisten en 28 elecciones simultáneas y relativamente coordinadas en los distintos países del bloque. Cada país elige su cuota de eurodiputados determinado en función de su población, pero lo interesante es que estos representantes se agrupan en federaciones de partidos europeos que forman las bancadas del parlamento y que permiten observar la evolución de las grandes tendencias políticas en el continente.

Así, desde las primeras elecciones europeas, en 1979, el parlamento europeo había sido dominado siempre por dos grandes grupos: el Partido Socialista Europeo (hoy grupo de los Socialistas y Demócratas, S&D) que agrupaba los grandes partidos de gobierno de centro izquierda como el partido social-demócrata alemán, los laboristas británicos, los socialistas franceses y el PSOE español por una parte; y el Partido Popular Europeo (PPE) que hacía lo propio con los partidos de centro derecha como la Unión Cristiana Demócrata de la Canciller Merkel en Alemania, los “gaullistes” herederos del General De Gaulle de Francia, el PP español, etc.

S&D y PPE siempre habían obtenido la mayoría absoluta de las curules del Parlamento Europeos entre los dos, lo que implicaba básicamente que toda la gobernabilidad europea se fundamentaba sobre un pacto implícito entre los grandes partidos de gobierno que marginalizaba las minorías. La gran novedad de 2019, sin embargo, es precisamente que ya no les alcanzarán a los grandes grupos, que han venido perdiendo peso continuamente. Los socialdemócratas han registrado reveses fuertes en Alemania y Francia en particular, y la centro-derecha en Francia, Italia, y en menor medida España.

Los dos grandes dejaron espacio para el crecimiento de tres tendencias:

  • La extrema derecha antieuropea, tradicionalmente dividida en varios grupos en el Parlamento Europeo como la Europa de las Naciones y Libertades (ENL) que agrupa el partido del primer ministro Salvini en Italia y el de Marine Le Pen en Francia, y la Europa de las Libertades y la Democracia Directa (ELDD) que agrupan los partidarios del Brexit británicos y la extrema derecha alemana entre otros. En esta ocasión, ambos grupos progresan y anunciaron su intención de fusionar en un grupo que podría llegar a tener más de 100 eurodiputados y ocupar el cuarto lugar.
  • Los liberales de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa (ALDE) comprenden partidos centristas generalmente muy favorables a la Unión Europea. Progresan en esta ocasión gracias al refuerzo que recibieron del movimiento de Emmanuel Macron en Francia y de Ciudadanos en España, como a los buenos resultados de los liberales-demócratas alemanes y británicos.
  • Los verdes y regionalistas que aprovecharon el retroceso de la socialdemocracia para subir en Alemania, Francia y el Reino Unido. Estos partidos también suelen adoptar posiciones muy favorables a la integración europea.

De este modo, sube la extrema derecha como reflejo de sus progresos en casi todos los países miembros de la Unión, cosa que ha sido ampliamente comentada por los analistas internacionales y era esperada, pero en compensación, suben los liberales y verdes con posiciones más favorables a la integración europea, y que van a adquirir cada vez más peso en las instituciones europeas en la medida en que su integración al esquema de gobernabilidad ya se vuelve indispensable.

Todo esto puede parecer muy lejano para los colombianos, sin embargo, tendrá un efecto quizás no tan directo a primera vista pero muy real. Si Estados Unidos es el país individual que más aporta a la ayuda oficial para el desarrollo en Colombia, la Unión Europea los desplaza con amplio margen si sumamos la ayuda de los estados miembros a la que pasa por las instituciones comunitarias. Desde este punto de vista, una mayor influencia de tendencias liberales y ecologistas comprometidas con las agendas de gobernanza internacional es una buena noticia para nosotros en un contexto en que la ayuda tiende a estancarse.

Sin embargo, puede significar también nuevos tipos de condicionalidades. La cooperación europea suele ser más discreta que la estadounidense desde este punto de vista, pero se dirige en prioridad hasta sectores sensibles como la paz y el postconflicto, la buena gobernanza, la justicia, los derechos humanos, que no están exentos de polémicas sobre posibles injerencias en los asuntos internos. En esta perspectiva, un mayor peso de las nuevas tendencias podría significar mayores exigencias y condicionalidades en estos temas clásicos y por supuesto, en materia de medio ambiente.

Este escenario es el que puede anticipar la diplomacia colombiana en su relación con los países europeos para los próximos años.

*Yann Basset,  profesor de la Facultad de Ciencia Política, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario. Doctor en ciencia política del Instituto de Altos Estudios de América Latina de la Universidad de Paris III-Sorbona Nueva. Director del grupo de estudios de la democracia de la Universidad del Rosario DEMOS, @yannbasset

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here