Recordando que “el mundo está al revés”

0
182

En estos días, me encontré con una valla en la calle 127 de Bogotá  que decía: “El mundo está al revés”. Recuerda una campaña del Comité Internacional de la Cruz Roja – CICR, lanzada en el mes de octubre del año anterior. De ella es necesario hablar. 

Paradero de la AC 127 KR 20 (Foto tomada por Sandra Doly Castillo)

Al llegar el Covid-19, surgió un fenómeno en diferentes ciudades del país, que no corresponde al conflicto armado. Se observaron ataques a la misión médica en otro contexto; estas manifestaciones de violencia estaban relacionadas con otros elementos como la desinformación y el miedo a la pandemia. Algunas personas pensaban que el trabajador de la salud podía contagiarlos, lo que significaba un riesgo, generando agresiones a la misión médica, así como estigmatización. 

(Lea también: Una lectura religiosa del Medio Oriente)

Foto de la campaña (Material suministrado por la CICR, libre de derechos de autor)

La misión médica comprende el personal de la salud, la infraestructura (clínicas, hospitales, centros médicos) y transportes sanitarios (ambulancias y vehículos que trasladan pacientes). ¿Cómo se puede entender que la misión médica sufra ataques, cuando son ellos quienes pueden salvar la vida, son quienes se enfrentan a la pandemia con variantes y picos en un porcentaje de letalidad enorme como hemos conocido? En nuestro país, las cifras hablan por sí solas: rápidamente nos acercamos a los cien mil muertos por Covid-19. “El mundo está al revés” es una iniciativa por el respeto a la misión médica en Colombia. Advierte que algo no está bien, en un escenario que figura ser extraño, como es atacar a quienes pueden prolongar la existencia del ser humano. Es una campaña del Comité Internacional de la Cruz Roja – CICR, la Cruz Roja Colombiana, la Cruz Roja Noruega y el apoyo del Ministerio de Salud y Protección Social. 

(Texto relacionado: #YoMeLaPongo)

En esta pandemia se han presentado tantas situaciones que nunca habíamos imaginado y, sin embargo, la tecnología hace que, de forma muy rápida, se propaguen informaciones, unas ciertas y otras no. Lo que sí es cierto es que generan escenarios perjudicando a las personas y promueven teorías conspiratorias, movimientos antivacunas, noticias exageradas que afectan, finalmente, a quienes vienen luchando desde hace más de un año en la atención de pacientes. Los que no somos parte del personal sanitario tenemos la oportunidad  de estar en casa sin exposición alguna, pero hay quienes su trabajo diario les obliga a brindar atención a pacientes infectados y en otros escenarios, enfrentar su atención en circunstancias hostiles. Como lo manifestó una funcionaria: “Ni siquiera en las guerras más cruentas de la humanidad se ha atacado a la misión médica”; “vivimos momentos de tensión”.

Las cifras son de la Mesa Nacional de Misión Médica en Colombia. El año pasado, registraron 325 ataques contra el personal de la salud, instalaciones y vehículos sanitarios, una cifra que supera los registros de los últimos 24 años. En la mitad de los casos, los responsables fueron pacientes, familiares o miembros de la comunidad y, en otros casos, se presentó la violación de la confidencialidad de pacientes y la obstrucción al paso de ambulancias y suministros médicos. Con respecto al año anterior, el aumento fue del 49% en el marco de la pandemia.

En cuanto al conflicto armado, los ataques constituyeron la violación del derecho internacional humanitario, generando como consecuencia la renuncia masiva de personal médico. Como resultado, se afectaron pacientes y comunidades; actores armados fueron responsables de 88 eventos. El personal de la salud quedó en situación de vulnerabilidad en los momentos en que se requería de su asistencia prioritaria, según registró el informe anual del CICR.

(Le puede interesar: Efemérides en medio de la adversidad)

Imagen tomada del informe anual CICR “Retos Humanitarios 2021”

En lo que va corrido del año, de acuerdo con el boletín de prensa Nº 636 publicado por el Ministerio de Salud y Protección Social de 02 de junio, se han presentado alrededor de 256 agresiones. Este balance se incrementó por la situación de orden público en el país. El director ejecutivo de la Cruz Roja, Francisco Moreno, expresó su preocupación y señaló que trabaja por el respeto al emblema de la Cruz roja.

Hoy queremos hacer un reconocimiento desde la Línea del Medio a quienes diariamente hacen los mayores esfuerzos para salvar la vida. Debemos respetar y proteger a la misión médica. Ellos, con su vocación de servicio, buscan recuperar la salud y la vida en el momento que se está a punto de perderla.

Debemos mucho a los profesionales de la salud. 

Solo podemos decirles ¡Gracias!

*Sandra Castillo, profesional en derecho, estudios de Maestría en Paz, Desarrollo y Ciudadanía. @sandra_doly

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here