Compartimos las preocupaciones del informe de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos

Comunicado Defendamos la Paz

El movimiento Defendamos La Paz hace suyas las preocupaciones consignadas en el informe de la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Desde su instalación en 1997, esta representación de la ONU ha contribuido a prevenir, observar y visibilizar violaciones de derechos humanos mediante la documentación y la asesoría, tanto en terreno como en Bogotá.

El presidente Duque ha dicho que el informe constituye una intromisión en la soberanía de Colombia. Desde Defendamos La Paz, replicamos que la defensa de los derechos humanos está por encima del principio de no injerencia en asuntos internos. Así lo han afirmado los órganos internacionales de corte universal y regional, incluyendo el Consejo de Seguridad.

El acuerdo de Paz le dio a la Oficina funciones de verificación en derechos humanos. Este nuevo cuestionamiento se enmarca en un patrón de enfrentamientos con el sistema de Naciones Unidas, que puede terminar configurando un ataque más al Acuerdo de Paz.

Respaldamos al director de la Oficina, Alberto Brunori, y le pedimos al movimiento de derechos humanos expresarle su apoyo.

Al gobierno le solicitamos una conversación sustancial en torno a las fundadas y necesarias recomendaciones de la Alta Comisionada.

Estamos convencidos de que la Oficina de la Alta Comisionada de Derechos Humanos constituye un aporte a la construcción de la paz en Colombia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here