Voz venezolana: voto electrónico

0
187

Se desarrolla a nivel legislativo en Colombia la discusión atinente al voto electrónico.

Con ocasión de la reforma del Código Electoral, se está proponiendo permitir cuatro mecanismos para ejercer ese medio de participación.

Así se podría votar manual y personalmente el día de la elección a través de una máquina de votación, electrónicamente desde cualquier dispositivo externo al puesto de votación y, finalmente, de forma anticipada.

Una parte de los venezolanos de este siglo, que manejan celulares y tablets con extrema confianza, le temen al voto electrónico.

Desde su implementación en nuestro país, sostienen ellos, los resultados que se anuncian no se compadecen con los reales, obviando que más del 50% de los votos emitidos por cada centro electoral son auditados inmediatamente de cerrado el acto de votación y siempre han coincidido con el que arrojan las máquinas.

Con ocasión de la consulta popular que la administración Guaidó realizará el próximo diciembre y que servirá de contraste del evento parlamentario convocado por los administradores del órgano comicial que actúa en Caracas, los venezolanos podremos ser partícipes de participación presencial y remota. Esta última, atinente a la referida consulta, estará debidamente protegida por sistemas tecnológicos que garantizaran su fiabilidad, lo cual entiendo es lo mismo que ocurre con sus similares en otras partes del mundo.

Soy de quienes cree que si los elementos tecnológicos fueren tan falibles como algunos sostienen, más de un hacker estaría multimillonario y viviría en algún país del mundo donde no hubiere extradición para evitar ser huésped de alguna incómoda celda.

Seguramente alguno afirmará que en nuestro país hemos alegado fraude y a quienes no lo sepan, le afirmo que es cierto. Lo hicimos con ocasión del revocatorio contra Chávez, a posteriori con las parlamentarias del 2005 y, finalmente, en la presidencial del 2013.

Respecto de las dos primeras, la Misión de Observación de la OEA, desplegada para ambos eventos, emitió dos informes afirmando que no ocurrió. Respecto del año 2013, la objeción no se refirió al tema votos sino al tema electores y, por eso, la misma tenía por objeto verificar los cuadernos electorales, lo que no se permitió.

La tecnología permite mejorar nuestra calidad de vida. Si fuere lo contrario, seguiríamos utilizando para nuestro diario que hacer los medios que tenían a mano nuestros antecesores y no es el caso.

Las universidades del mundo tienen facultades donde se preparan quienes diseñan los medios tecnológicos que hoy disponemos, así como los que están en capacidad de detectar las falencias que pudieren afectar nuestra seguridad cibernética. De allí que temerle al voto electrónico, por tener este esa cualidad, no creo sea lo conducente.

Mientras llega diciembre, en Venezuela muy probablemente se realizarán los eventos políticos que señalé, en tanto que, en Colombia, avanza en la discusión que refiero.

*Gonzalo Oliveros Navarro, Magistrado del Tribunal Supremo de Justicia. @barraplural

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here