World Expo Busan 2030: apoyo de Colombia a Corea, socio estratégico y país hermano

0
333

About The Author

Las relaciones entre Corea y Colombia son una línea continua trazada por la amistad, la cooperación y la identidad en torno al ethos democrático, ese conjunto de principios, elementos normativos y culturales sobre los cuales se construye y consolida la vida democrática en una nación.

Diez años después de nuestra histórica participación en la guerra de Corea, apoyo determinante en el aseguramiento de una correlación de fuerzas favorable a la consolidación de una Corea libre, soberana, regida por la división de poderes y el comportamiento democrático de sus ciudadanos, Colombia y Corea establecieron formalmente relaciones diplomáticas en 1962.

Durante la década de los setentas se abrieron las sedes diplomáticas en cada capital y se iniciaron los programas de cooperación. Tales proyectos han alcanzado grandes desarrollos en la relación bilateral. Conocida la transformación productiva de la nación coreana, los procesos de cooperación rindieron frutos en los sectores industrial y agrícola, así como en acciones directas orientadas a la superación del conflicto colombiano. Koica, la agencia de cooperación coreana se estableció en Bogotá en 2009, poco más tarde se suscribieron nuevos acuerdos, hasta alcanzar el estatus de Asociación de Cooperación Estratégica que hoy enmarca la relación bilateral. Corea ocupa el décimo lugar en el ranking de donantes en Colombia.

Cuatro áreas componen el set de cooperación entre Corea y Colombia: lo regional, lo industrial, el sector de transporte y la consolidación de la paz. Actualmente, también forman parte de los programas de cooperación los frentes de atención sobre el problema climático, el proceso de actualización catastral, la transformación del parque vehicular y en cuanto a arreglos interinstitucionales, los dos países cuentan con acuerdos de eliminación de la doble tributación y de libre comercio.

Aunque la evolución de las cifras en materias como el comercio y las inversiones muestra tendencias crecientes, el volumen de las operaciones es pequeño para el tamaño de las economías y todo indica que ha llegado el momento de replantear estratégicamente las relaciones y la coyuntura ofrece un escenario excelente. El presidente Gustavo Petro es gran admirador de la política industrial coreana y su modelo de transformación productiva. Han tomado curso proyectos regionales en 20 departamentos. Se avanza en la preparación de un Memorando de Entendimiento entre el Instituto Geográfico Agustín Codazzi y la Corporación de Información Geoespacial y de tierras LX. Ese proceso recibió gran impulso durante el diálogo presidencial celebrado recientemente en Nueva York. Avanzan proyectos en el sector de construcción naval, en el centro de respuesta Corea Colombia ante pandemias, en el programa de apoyo a comunidades rurales resilientes y se insinúa una cooperación de mérito en la industria cinematográfica.

Observando la política de reindustrialización planteada en el PND por el gobierno de Colombia a través del MINCIT la cual incluye cinco apuestas estratégicas en transición energética y movilidad eléctrica, sector agroindustrial, biotecnológico y de “Green growth”, sector salud, farmacéutico y de equipos médicos, sector seguridad integral y defensa, y desarrollo productivo en los territorios, es evidente que no existe un mejor aliado en el escenario global que Corea para dar un salto en esa estrategia por medio de copiosas inversiones, nuevas decisiones en el orden comercial y de la preservación de una expresa alianza en el ámbito internacional, a la manera de México que hoy tiene en su territorio 2200 empresas coreanas y negocios bilaterales por más de treinta mil millones de dólares.

APOYO DE COLOMBIA A WORLD EXPO BUSAN 2030

El presidente Yoon se propuso en el Plan de Gobierno obtener el apoyo internacional para que la WORLD EXPO 2030 SE CELEBRE EN BUSAN con una inversión de USD 3900 millones y 35 millones de visitantes. Corea espera fervientemente el apoyo de Colombia y nuestro país debe llegar a un acuerdo con el gobierno y el sector privado coreanos en los asuntos de la instalación de la planta de producción de partes y de la planta de ensamblaje de vehículos eléctricos en Colombia para corregir el desbalance en el sector automotriz, también en el tema del desarrollo de astilleros y en la actualización catastral que tanto requerimos, así como en el conjunto de nuestras apuestas detalladas en el Plan Nacional de Desarrollo. A cambio de ello Colombia no solo dará un apoyo franco a Busan 2030 sino que mantendrá sus acuerdos económicos y la coordinación política en el ámbito multilateral con la hermana república.  Estimaremos como siempre nuestra formidable relación con Roma y Riyadh, ciudades nobilísimas y amigas, también candidatas. Empero, esta vez debemos estar con Busan en favor de nuestros intereses estratégicos y preservando una amistad firmada con la sangre de nuestros héroes.

*Juan Alfredo Pinto, escritor, economista, @juanalfredopin1

Autor

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.