El General en su laberinto

0
106

About The Author

¡Sea valiente general! y acepte con gallardía que fue el instigador de al menos 130 desapariciones forzadas y asesinatos mientras oficiaba como comandante de la Brigada IV entre 2002 y 2003. Las pruebas son contundentes, los testimonios de sus subalternos abrumadores y reiterativos, el dictamen de la JEP fulminante: ¡usted está acostumbrado al combate general!, vaya al frente de batalla, no huya ni se atrinchere en sus verdades acomodadas. En vista que no tuvo brillantes soles en el uniforme para actuar como un verdadero soldado y respetar la vida y honra de los ciudadanos, tenga los pantalones suficientes para hablar con la verdad y sin justificaciones acepte lo que le corresponde en estos macabros episodios. La hombría que se esconde detrás de un uniforme, que se arma, que se rodea de pares y se parapeta en batallones no es propia de un héroe de la patria sino de un medroso, como usted, que ha carecido de la bizarría que debe caracterizar a un soldado y no solo para enfrentar al enemigo sino también y especialmente a la hora de enfrentar la verdad y asumir los mea culpas. “Le va a hacer falta vida y a mí me va a sobrar para que me compruebe que mi hija es una guerrillera” –le espetó Gloria Lucia López, la madre de Erika Castañeda de 13 años asesinada a mansalva y con enorme cobardía para luego ser presentada como guerrillera: se le acaban los días general, acepte con serenidad su yerro, eso le dará paz. ¡Sea valiente general!

*Roque Monteiro. comunicador social – periodista retirado, fotógrafo sin cámara, autor de varias novelas, cultivador de yuca y viajero incansable. Miembro del colectivo Psicolombianos de Diván.

Autor

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.