Como está ocurriendo en todo el país, Popayán y el Cauca viven una intensa jornada electoral de cara a los comicios regionales de octubre. Los lugares comunes abundan y todas las noticias alrededor de las campañas de los aspirantes a las alcaldías, gobernaciones, concejos, asambleas y juntas de acción comunal titulan lo mismo: “gran reunión”, “habitantes de (…) respaldan masivamente a…” “importante cita”. No hay cambios en el cubrimiento, salvo tal vez registrar como una gran noticia los respaldos a los candidatos de los que ya se han “quemado” en esta jornada.

Los jefes de campaña hacen el trabajo para el que los contrataron, y eso está bien, pero de allí a que los periodistas lo tomemos sin ningún flitro, criterio editorial o preguntas difíciles, es otro trecho.

Además de los boletines diarios que comparten en los grupos de WhatsApp, los jefes de prensa de los candidatos se han inventado noticieros para hacer ver que es noticia las visitas de sus jefes a los barrios y municipios a los cuales muy de vez en cuando van.

Vía ultimahora.sv

Hay que cambiarles la lógica y hacerles saber que hay periodismo más allá del boletín y sus micronoticieros de campaña. Lo que los ciudadanos necesitan saber es: ¿quiénes son los que están financiando sus millonarias campañas en el Cauca?, ¿los financiadores de las mismas serán los futuros grandes contratistas de sus alcaldías o gobernaciones?, ¿cuáles son las investigaciones que tienen en su contra?, ¿utilizarán la misma estrategia de defensa del alcalde de Popayán, César Christian Gómez Castro, de dilatar el proceso?, ¿cómo protegerán a los líderes sociales en el departamento?

Propuestas sobre las cuáles no hay anuncios realmente importantes, por no decir nada, en los boletines ni micronoticieros, no porque no se registren esas declaraciones, sino porque los candidatos no dicen nada.

En medio de esta campaña, los periodistas, analistas, ciudadanos en general nos hemos enterado del lamentable cierre de emisiones de Noticias Uno, la red independiente, causando un grave daño a la profesión y un alivio fuerte a los poderosos de turno, a los corruptos, a los incoherentes de todos los partidos. Este episodio donde el poder económico censura se entrelaza con la actitud morronga de los poderes locales que ejercen de diversas formas y estilo para que la única actitud del periodismo sea esperar el boletín oficial, cero preguntas incómodas y mucho menos cuestionar. No lo hacen de frente, como tampoco lo hicieron los poderosos con el cierre de Noticias Uno.

Al final quieren reducir el periodismo al monótono, estéril y sencillo boletín de prensa oficial, haciendo que tengamos que transformar la frase de George Orwell “periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques; todo lo demás son relaciones públicas” en “relaciones públicas es hacer bien a los poderosos de turno; todo lo demás es periodismo”.

*José Marulanda, vinculado a Unicauca al Día Radio y Televisión. Conductor de Unicauca al Día Radio, @marulojose

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here