Conferencia internacional

0
92

About The Author

Anunció el señor presidente Petro la pronta realización en Colombia de una conferencia internacional a los efectos de tratar la situación política venezolana.

(Lea también: Omisión involuntaria)

Desde barras como esta afirmamos varias veces que Colombia tiene que jugar un rol preponderante en la solución de la crisis venezolana.

Es en estas tierras de Nariño y Caldas donde mayor número de venezolanos ha llegado en estos últimos cinco años. Al día de hoy, entre migrantes regulares e irregulares, muy probablemente cerca de tres millones de naturales de esa “tierra de gracia” aquí nos encontramos.

Ciertamente que la gran mayoría lo hace contribuyendo con su trabajo en el engrandecimiento del país, pero es también verdad que nuestra presencia, en volumen tan extraordinario y en tan poco tiempo, ha impactado la estructura de servicios colombianos. Eso es una verdad incontestable que seguramente la actual administración ha evaluado.

El interés colombiano no es, sin embargo, derivado exclusivamente de nuestra presencia en su territorio; también deriva de las actividades que ejecutan nacionales colombianos desde nuestro país.

No es un secreto que,  prevalidos de la situación venezolana, grupos irregulares colombianos afectan a su territorio natal desde nuestra tierra. Basta recordar que esta semana solamente, nueve efectivos de sus fuerzas públicas fueron asesinados, aparentemente, por miembros de un grupo irregular cuyo cabecilla está en Venezuela, según lo afirmó este jueves 30 un prestigioso noticiero de televisión. Ello afecta, sin duda, el proceso de paz que aspira ejecutar la actual administración desde Bogotá.

(Texto relacionado: Cuatro condiciones)

Respecto de la conferencia, uno de los objetivos planteados formalmente por la administración colombiana está referido a la eliminación de las inhabilitaciones políticas por parte de la Contraloría que depende de la gestión Maduro y nadie mejor para proponerlo que el presidente Petro.

Debe recordarse que él fue víctima en Colombia de una decisión de esa naturaleza que concluyó con una condena para el país en memorable sentencia  de julio de 2020 emitida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos. De allí que, en ese punto, la oposición política venezolana tiene un gran aliado.

En dicha conferencia, a la cual los Estados Unidos manifestó disposición de concurrir, se busca reactivar la negociación mexicana congelada, por distintas razones, por la gestión que rige los destinos venezolanos. Así, la propuesta colombiana busca darle una bocanada de aliento a esta que, quienes creemos en vías constitucionales para salir de nuestra situación, no podemos menos que aplaudir.

De celebrarse la reunión colombiana no debe obviarse que es menester actuar de manera urgente en la reinstitucionalización venezolana en todas sus instancias. Esa reunión puede ser el detonante de que la misma se inicie, permitiendo construir los consensos para la reunificación nacional.

Algo que desconocemos está originando que en Venezuela se esté desarrollando actualmente un proceso de persecución de la corrupción en la élite gobernante. Esa circunstancia no puede ser desaprovechada por ningún actor interesado en la regularización de la vida nacional.

Esperemos la celebración de la reunión referida y sus resultados. Si la misma consigue cambios positivos en la situación interna venezolana, el señor presidente Petro se habrá ganado un punto supremamente valioso a los fines del liderazgo continental al que aspira, personalmente y para Colombia.

(Le puede interesar: Interesante preocupación)

*Gonzalo Oliveros Navarro, Magistrado del Tribunal Supremo de Justicia. Director de Fundación2Países @barraplural

Autor

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.