Fotoshow: Bifurcación

0
376

El verdadero camino que tenemos enfrente es el de una bifurcación estructural en la historia humana.

Esta fotografía ilustra el artículo de Richard Fischer en la sección de filosofía de BBC. Bifurcaciones, posibilidades, incertidumbres. El artículo se pregunta si estamos viviendo en ‘la bisagra de la historia’ y se refiere a un concepto que escribió hace algunos años el filósofo Derek Parfit en su libro On What Matters. Parfit había escrito: “El mundo nunca ha cambiado tan rápido. Pronto tendremos poderes aún mayores para transformar, no solo nuestro entorno, sino también a nosotros mismos y a nuestros sucesores”. Pero lo que recoge Fischer en BBC tiene un telón de fondo que trasciende la discusión – o la incertidumbre – de la pandemia porque Parfit, que escribió en 2011, no incluía – no podía haberlo hecho – la incertidumbre del riesgo mayor que cambiaría la perspectiva de la seguridad global a partir del año 2020.

Él pensaba en la superinteligencia, impulsada tal vez por la creación de las computadoras cuánticas. Es decir, hace una década estábamos empezando la discusión sobre lo que serían capaces de lograr las computadoras cuánticas, pero sobrevino la pandemia y nos puso a pensar en la impotencia de la inteligencia colectiva y también de la ciencia para prevenir una zoonosis impulsada por nosotros mismos.

Ello nos planteó una pregunta de fondo que aún no alcanzamos a responder: ¿Era la búsqueda de la superinteligencia lo que debió concitar la atención del pensamiento colectivo en la primera década del siglo XXI o era la crisis climática que habíamos conocido en toda su potencialidad catastrófica durante esa misma década?

Lo cierto es que hoy, ad portas de empezar la tercera década del siglo, probablemente la más difícil de muchos siglos atrás, lo que sabemos es que la verdadera crisis es la del cambio global y que a ella se debe la pandemia y muy probablemente el modelo económico que ha empezado a hacer aguas.

Cuando se estaba acabando la segunda década, en 2018, el grupo científico que hace seguimiento a la crisis del clima nos informó que el verdadero límite de aumento de temperatura global, para que no ocurrieran consecuencias catastróficas, era 1.5ºC y no 2ºC como postulaba el Acuerdo de París. Lo que nos tiene en el comienzo de un punto de inflexión es la crisis del clima y no la pandemia, mucho menos el no haber hallado aún las computadoras cuánticas que acelerarían el pensamiento global hacia soluciones insospechadas de la ciencia y la tecnología.

El verdadero camino que tenemos enfrente es el de una bifurcación estructural en la historia humana. Otro pensador del siglo pasado, Erwin Laszlo, ya lo había predicho: “Cuando se alcanza un punto crítico, que es el punto de bifurcación, el sistema o bien se desmorona o bien se reorganiza de otra manera para estabilizarse”.

Creo que nadie pone hoy en duda que ya estamos en ese punto crítico. Lazlo agregó: “La Tierra es como una nave espacial con una tripulación de 7.000 millones de personas; recibe energía del Sol, pero no materia; por tanto, la regla es sencilla: hay que reciclar, vivir en armonía entre nosotros y con el planeta, crear una cultura más ética”.

Los caminos de la bifurcación son evidentes: profundizar el modelo de crecimiento ilimitado y avanzar, a velocidades aceleradas, hacia un abismo inédito o detener el tren suicida de la historia – el tren del desmoronamiento de las cosas – y empezar a construir una sociedad a escala humana. La paradoja es que una pandemia que ha matado a millones de personas puede aún ayudarnos a construir este segundo escenario.

*Manuel Guzmán Hennessey, @GuzmanHennessey, consultor en temas de sostenibilidad, profesor de la Universidad del Rosario, Director General de Klimaforum Latinoamérica Network KLN

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here